Viaje a la Luna (1902)

0
369

vluna1902_03

Ficha técnica

Título original: Le voyage dans la Lune
Idioma: Francés
Género: Aventura. Fantasía. Ciencia Ficción
País: Francia
Duración: 14 minutos
Año: 1902
Director: Georges Méliès
Guión: Georges Méliès, basado en una novela de Julio Verne
Reparto: Georges Méliès (Prof. Barbenfouillis), Victor André, Bleuette Bernon, Brunnet, Jeanne d’Alcy, Henri Delannoy, Depierre, Farjaut, Kelm
Productor: Georges Méliès
Música: (Muda)
Fotografía: Michaut, Lucien Tainguy
Casa productora: Star Film

Sinopsis 

   Viaje a la Luna es el más conocido de los más de 500 cortometrajes producidos por el pionero del cine, Georges Méliès, entre 1896 y 1912, y la imagen de un cohete en forma de bala metido en el ojo de una Luna molesta, es una de las escenas clásicas de la historia del cine. Corría el año 1902, cuando maravilla a todos con una producción de catorce minutos de duración (todo un récord para la época), dividida en treinta escenas y con un coste superior a los treinta mil francos. La película era Viaje a la Luna. La cinta estaba basada en dos populares obras: De la Tierra a la Luna (1865) de Julio Verne, y Los primeros hombres en la Luna (1901) de Wells. En ella aparecía el primer alunizaje cinematográfico.

vluna1902_01b
                            El proyectil en forma de bala impacta en un                                                       ojo de la Luna. Una escena clásica del cine

   Viaje a la Luna cuenta la historia de los sabios excéntricos de un club de astrónomos de París, liderados por el profesor Barbenfouillis -interpretado por el propio Méliès-, quienes organizan una expedición al satélite, después de culminar uno de sus cotidianos congresos científicos. Para lograr su objetivo, construyen un obús espacial en el que se instalan para el viaje, el cual será propulsado por un cañón gigante. En la película se observa que el obús es introducido por unas coristas pertenecientes al teatro de Méliès. Los seis científicos embarcados caen en el ojo de una Luna molesta. Cuando descienden, observan las curiosidades del suelo lunar y luego se acuestan a reponer energías. Pero su sueño es interrumpido por una nevasca y continúan con la exploración en la que descubren setas gigantes y extrañas criaturas.

vluna1902_04
   El super cañón está listo para lanzar el proyectil con sus ocupantes a la Luna

   La sorpresa se produce en el momento que hacen su aparición los selenitas -genialmente interpretados por unos acróbatas del Folies Bergère-, quienes se convertían en polvo al ser golpeados por los paraguas de los terrícolas. Al final, son llevados ante la presencia del Gran Rey de la Luna. Estando presos, se inicia una lucha y logran escapar volviendo a la Tierra con el obús cayendo desde un precipicio de la Luna. El proyectil espacial terminará estrellándose en el mar y arrastrando sin querer a un selenita que se había sujetado a su cola y que será exhibido en nuestro planeta con gran regocijo popular, mientras que los científicos son recibidos como héroes.

Crítica

Si bien es una película corta, de tono irónico, humorístico, y desde cualquier punto de vista incomparable con las de hoy en día, donde las técnicas avanzan con pasos de gigante, sin dudas es un filme de Ciencia Ficción, pues toca uno de los temas fundamentales de este género: el viaje espacial. Además, toca el tema más candente dentro del género en esa época, el viaje a la Luna, teniendo en cuenta que la obra de Herbert George Wells -una de las novelas en que está basada-, se había publicado solo un año antes. Viaje a la Luna hay que juzgarla por la época en que fue rodada, una época de mayor ingenuidad. Ello, además, no es impedimento para disfrutar inclusive hoy día con ella, con su humor, frescura, ingenio, brillantez y el talento que exhibe.

Enlaces relacionados

No hay comentarios

Dejar respuesta