Un drama en Livonia

0
756

Una obra de intensa coloración política

    La publicación de Un drama en Livonia estaba prevista, en principio, para 1895, pero ésta no se realizó hasta nueve años más tarde. El manuscrito, comenzado a escribirse en 1893, era once años anterior a la fecha de su publicación. Jules Verne lo había desempolvado y revisado en 1902, y apareció por entregas en el Magasin d’Education en el primer semestre de 1904. Durante este período, la rivalidad histórica entre franceses y alemanes se había enconado enormemente, y ello repercute en la odiosa presentación que Verne hace de los personajes germánicos; ya que que la trama novelesca, analizada desde el punto de vista político, está inspirada en el llamado caso Dreyfus.

drama_livonia_01
En Livonia, la rotura del eje de un carruaje, obliga a sus pasajeros a pasar la noche en la taberna de La Cruz Rota; allí, pronto ocurrirá un robo acompañado de un crimen, generando uno de los mayores dramas ocurridos en los anales judiciales de las provincias bálticas. © Bibliothèque Verte. Ediciones Hachette, 1972. Ilustraciones de Françoise Boudignon

    Aunque pocos recuerden esta historia hoy en día, es una de las más consistentes de la última etapa del escritor, y transcurre en una Rusia aún más real que las estepas de Miguel Strogoff, por hallarse más cerca de la gente de a pie. Era ya el último año de su vida, y el contraste entre aquel hombre, que se quejaba de que se iba haciendo viejo, y sus novelas, eternamente jóvenes, era mayor que nunca. Poco importaba que los libros que se editaban por aquel entonces, los hubiera escrito tiempo atrás y ateniéndose a un plan preconcebido. Verne hablaba de ellos como si fuesen nuevos y los iba renovando, al corregir y reelaborar las cuartillas cuando se acercaba la fecha de publicación.
«Un drama en Livonia sólo consta de un tomo, que va a salir el mes que viene (…) En este drama se enfrentan los elementos eslavos y germánicos de las provincias bálticas. No hay en él nada científico», le indica a su corresponsal italiano Mario Turiello, quien ya no es un joven amigo ni un crítico en ciernes, sino el director de un diario de Nápoles.
Livonia era una antigua provincia báltica del imperio ruso. Su población, en su mayoría eslava, sufría hacia finales del siglo XIX, la doble tensión de la potencia alemana y del despotismo zarista. En la novela, los enfrentamientos políticos y sociales se presentan de forma un tanto reducida, pues las fuerzas políticas nacionalistas -que encarna el profesor Dimitri Nicolef- no se identificaban con los rusos, quienes, al igual que los alemanes, eran considerados como extranjeros e invasores.
En este sentido, las luchas nacionales no son para el escritor movimientos idealistas al servicio de una noción abstracta; asignan por el contrario una gran importancia al contexto social y a la significación social del movimiento de las nacionalidades. Es en este texto que el visionario autor francés expresa más nítidamente aún su agudo sentido de las realidades sociales; destacando con especial interés el capítulo VI, titulado Eslavos y germanos, que podría haberse llamado también Clases y naciones, pues con mucha finura y claridad se nos presenta un análisis de las fuerzas sociales existentes en la ciudad de Riga, y en general en Livonia. Por un lado, las «clases provilegiadas», nobleza y burguesía, de origen germánico, «que se han impuesto en las provincias bálticas»; mientras que del otro lado, los obreros de los suburbios de Riga, de origen eslavo, remarcando a los campesinos letones, «quienes forman la verdadera población indígena», los cuales son explotados por los grandes señores feudales germanos.

La historia de un error judicial

    Como ya se ha citado, la línea argumental de esta obra está inspirada en la historia de Alfred Dreyfus, un capitán del ejército francés, de origen judío, quien a fines de 1894 fue acusado de haberle entregado a mandos alemanes documentos secretos. Enjuiciado por un tribunal militar, Dreyfus fue condenado a prisión perpetua en la famosa “Isla del Diablo” en la lejana Guayana francesa, en Sudamérica, por el delito de alta traición; un suceso que dividió por completo a la sociedad francesa.
Este proceso situó a Jules Verne en las filas reaccionarias, alineándose en un inicio con los antidreyfusistas. Sin embargo, Verne aprobaría finalmente la revisión de este proceso, en un cambio de opinión que le daría la razón, ya que Dreyfus, luego de muchos años de padecimientos, será declarado inocente. La emoción que le causó este error judicial y las maquinaciones de la justicia, le inspirará a escribir, además de Un drama en Livonia, otra novela basada en un error judicial: Los hermanos Kip. Por tanto, este tema familiar de la literatura anarquizante de la época, ese símbolo del conflicto entre la sociedad y el individuo y del carácter falible de la justicia establecida, también tiene su lugar en el universo de los Viajes Extraordinarios.

drama_livonia_02
El capitán del ejécito francés Alfred Dreyfus, luego de ser acusado y condenado por alta traición, fue degradado por orden militar y enviado a prisión en la Guayana Francesa, en Sudamérica. Verne se inspiró en el error judicial del caso Dreyfus para crear la historia de Dimitri Nicolef en su novela Un drama en Livonia © Le Petit Journal. Supplement Illustré, París, 1895 y 1896

    En el caso de Un drama en Livonia, la investigación es llevada hasta el final por el juez Kerstorf, responsable del error, quien es un hombre íntegro y perspicaz, pero que condena injustamente al profesor eslavo Dimitri Nicolef, acusado de asesinar a un agente de banco que pasaba la noche en el mismo albergue que él. Se deja engañar por los falsos indicios preparados por el verdadero culpable, el tabernero Kroff, originando un drama, pues el asesinado Poch, es un representante de los hermanos Johausen, con los que Dimitri Nicolef tenía una deuda. Así, las causas e intereses políticos y económicos coinciden con el crimen. De esta forma, la sociedad rusa progermana encuentra culpable al profesor eslavo, ya que todas las pruebas se dirigen en contra de él, desde su actitud, hasta los billetes marcados; conociéndose la verdad de los acontecimientos sólo después de su muerte.

Características y estructura de la obra

    Un drama en Livonia fue publicada por entregas sucesivas en Magasin d’Education et de Récréation del 1 de enero al 15 de junio de 1904. El 20 de agosto apareció en formato de libro, y el 17 de noviembre, la edición ilustrada por Léon Benett. Escrita a partir de 1893, se trata de una novela policíaca, la historia de un error judicial mezclada con las luchas de los patriotas bálticos contra los alemanes a finales del siglo XIX.
Un asesinato atribuido a un político y una historia de amor sirven de excusa a Verne para tratar en esta obra, la marcada lucha étnica entre las culturas germana y eslava en Livonia (actuales Letonia y Estonia). Wladimir Yanof ha escapado de la frontera siberiana de Rusia y regresa a Livonia, donde espera limpiar el buen nombre del profesor Dimitri Nicolef, quien ha sido acusado de haber asesinado al empleado de un rico banquero alemán.

drama_livonia_03
Croquis de la taberna de La Cruz Rota, lugar en donde se produjo el crimen de Poch. Se observa la sala del albergue, a los costados las habitaciones que ocuparon el desconocido asesino, Poch, y al fondo la del tabernero Kroff

    El motivo principal de la trama es, por tanto, la acusación de robo y asesinato que recae sobre el profesor Nicolef, a quien todas las pruebas parecen condenar, al tiempo que él se niega a contestar sobre las causas de su presencia en el lugar del crimen. A este motivo se superponen con gran acierto otras tramas secundarias y paralelas: la huida de Siberia de Wladimir Yanof; los amores de éste con Ilka, la hija del profesor; la lucha electoral entre el progermano Johausen y el proeslavo Nicolef, así como las rivalidades y enfrentamientos entre los hijos de ambos enemigos políticos.
La explicación de las aparentes pruebas que condenan a Nicolef y el descubrimiento del verdadero criminal dan lugar al desarrollo de la línea argumental de este relato, en el que una vez más su autor, incluye en un drama individual y familiar, tensiones nacionales e incluso políticas. Bajo esta coyuntura, nunca habría podido soñar el lector de la época el sentirse tan próximo a Verne o a quienes viven en su entorno, como llega a sentirse en Un drama en Livonia, a los desdichados rusos del Báltico.
La lealtad es otro de los conceptos que subyacen tras las peripecias argumentales. El tema asoma ya durante el desarrollo de la primera historia que el escritor nos presenta. Cuando el fugitivo se esconde en el viejo molino, recibirá la ayuda leal del molinero: «No te pregunto quién eres. Lo único que sé es que eres eslavo, y jamás un eslavo entrega a otro eslavo», y reaparece en el capítulo tercero de la primera parte cuando se cuenta la fidelidad y lealtad de Ilka Nicolef hacia su prometido desterrado.
Pero será en la segunda parte de la obra cuando el tema se apodere totalmente de la narración. El silencio del profesor Nicolef, a pesar del peligro que representa el permanecer callado; la presentación pública de Wladimir: «Soy un proscrito a quien Dimitri Nicolef ha querido salvar a costa de su honor, y a quien vengo a salvar a costa de mi vida», y la fe en su inocencia de los amigos del profesor, tiñen toda la historia de un aire de grandeza que en ocasiones alcanza un tono epopéyico.

drama_livonia_04
En la primera parte de la obra, el argumento se centra en la investigación en la taberna de La Cruz Rota y la acusación del principal sospechoso, Dimitri Nicolef. En la segunda parte, el misterio empieza a develarse conforme el drama se agudiza y culmina con la confesión del asesino.

    El material narrativo se reparte en dos bloques muy diferenciados que coinciden con cada una de las partes en que se presenta la novela. En el primer bloque suceden una serie de hechos cuya relación permanecerá oculta al lector hasta muy avanzado el relato, lo cual contribuye a crear una atmósfera de intriga y misterio. Esta sensación de extrañeza tiene su cumbre o clímax en la frase final de la primera parte: «¡Porque nadie se bate con el hijo de un asesino!». Hasta ese momento, la historia del fugitivo, de las familias Nicolef y Johausen, y los hechos criminales de la posada de La Cruz Rota parecían piezas desencajadas de un rompecabezas. El segundo bloque narrativo se encargará de ajustar las piezas para llegar a la explicación final que rehabilite el honor del injustamente acusado profesor, y con ello, se permita un típico final feliz: la boda de Ilka y Wladimir.
Esta estructura responde perfectamente al tradicional modelo del folletín popular, que se basa en la creación de apariencias o de grandes misterios que después serán resueltos con mayor o con menor habilidad narrativa. No obstante, el recurso a la confesión del auténtico asesino en su trance hacia la muerte es muy tópica y manida y, sin duda, no está a la altura de los enredos que Verne había utilizado en otras novelas.
En conclusión, dada sus características, Un drama en Livonia no debe ser considerada estrictamente como un auténtico relato policial, a pesar de que por su temática pueda en ciertos momentos aproximarse a este género. Y aunque como investigación policial deja un poco que desear, se advierten en cambio algunas constantes vernianas como la abnegación y la amistad que, cuando son auténticas, lo son incluso a prueba de asesinatos.

Personajes

  1. Dimitri Nicolef, profesor libre de ciencias matemáticas y físicas, y viudo hace 10 años. De origen eslavo y condición humilde, Dimitri es adversario político de los banqueros Johausen de origen alemán. Es acusado de haber asesinado al empleado de éstos.
  2. Mijail Yanof, antiguo amigo de Dimitri Nicolef. Antes de morir, seis meses después de la detención de su hijo, vendió todo su patrimonio en 20.000 rublos, que le entregó a Dimitri con el encargo que lo guardara en depósito para su hijo Wladimir.
  3. Wladimir Yanof, 32 años, hijo de Mijail. Un abogado perteneciente a una sociedad secreta que luchaba en contra del despotismo zarista. Perseguido y capturado por el Imperio, fue deportado a las minas de Minusinsk, en la Siberia Oriental.
  4. Ilka Nicolef, 24 años. Hija mayor de Dimitri, joven eslava seria y reflexiva, que ofrecía el tipo acabado de la mujer livonia de origen ruso. Es también la novia del proscrito Wladimir Yanof.
  5. Jean Nicolef, 18 años. Hijo menor de Dimitri, quien se halla culminando sus estudios en la Universidad de Dorpat, donde protagoniza una pelea con el hijo del adversario de su padre, Karl Johausen.
  6. Los hermanos Johausen, alemanes y dueños del banco más poderoso de Riga. Frank, el mayor de ellos es director del banco y candidato opositor del profesor Nicolef en las elecciones muncipales de Riga. Su carácter es predominantemente anti eslavo.
  7. Karl Johausen, 19 años. Hijo de Frank, el mayor de los hermanos Johausen. Junto a su tío, su madre, su pequeña hermana Margarit y el sirviente Trankel, conforman la familia Johausen. En la Universidad de Dorpat sostiene una rivalidad con Jean Nicolef.
  8. Siegfried y Gospodin. Amigos de Karl Johausen y Jean Nicolef respetivamente en la Universidad de Dorpat.
  9. Poch, hombre de confianza de los banqueros Johausen. Fue asesinado en la taberna de La Cruz Rota. El dinero que transportaba a nombre del banco Johausen también le fue robado allí.
  10. Kroff, viudo, 45 años. De origen germánico, propietario de la taberna La Cruz Rota en donde se produjo el asesinato, ubicada en la carretera de Riga a Pernau.
  11. Broks. Cochero que accidenta su carruaje en la noche del crimen.
  12. Brigadier Eck, policía de origen alemán, muy inclinado en el ejercicio de sus funciones a mostrar menos severidad hacia los conciudadanos de su raza que hacia los rusos de Livonia. Ponía gran celo en la persecución de los casos criminales que se le confiaban.
  13. Coronel Raguenof, Mayor Verder. Directores de policía en la provincia de Livonia.
  14. General Gorko, gobernador de las provincias bálticas.
  15. Juez Kerstorf, 50 años. Magistrado a cargo del proceso a Dimitri Nicolef.
  16. Monsieur Delaporte, 40 años. Cónsul de Francia en Riga desde 10 años. Gracias a su carácter servicial era bien considerado en esta ciudad. Es uno de los amigos cercanos del profesor Nicolef.

Portadas de ediciones francesas

drama_livonia_05

Portadas de ediciones castellanas

drama_livonia_06

El argumento

    En la noche del 13 al 14 de abril de 1876, cerca de Riga, la rotura del eje de una rueda obliga a los dos pasajeros de un vehículo a detenerse en la taberna de La Cruz Rota, aislada en pleno campo, mientras el cochero va hasta la ciudad en busca de una rueda. Uno de los pasajeros, muy charlatán, ha hecho alarde de llevar consigo una gran suma de dinero para el banco Johausen. Por el contrario, el otro de los pasajeros, taciturno, ha sido cuidadoso en disimular su rostro. A pesar de que ha repetido esta precaución al cruzar el vestíbulo de la posada, ha sido reconocido por el cabo de policía Eck, que ha ido allí a beber algo con sus agentes.
El discreto viajero se encierra de inmediato en su habitación, sin siquiera cenar. Apenas amanece, se levanta y se aleja a pie sin desayunar ni esperar a que regrese el cochero. En cuanto al segundo pasajero, el cobrador Poch, el cochero lo encontrará asesinado en su habitación con el cerrojo echado por dentro, y comprobará que el dinero (15.000 rublos) ha desaparecido. Se trata de un crimen perpetrado a puerta cerrada, en que el cobrador de la casa Johausen ha sido asesinado en una habitación del primer piso, que se halla con el cerrojo echado por dentro. La taberna ha permanecido herméticamente cerrada, y durante la noche sólo ha albergado a tres personas: la víctima, el posadero y el misterioso pasajero.

drama_livonia_07
a) En la taberna de La Cruz Rota, el brigadier Eck había reconocido al encapuchado. Se trataba del profesor Dimitri Nicolef. b) Conocida la muerte de Poch, y creyéndolo culpable del crimen, la multitud enardecida ataca el hogar del profesor Nicolef.

    Un atizador torcido, hallado en el aposento de éste y unos rasguños efectuados en la parte exterior de la ventana correspondiente al cuarto de la víctima, permiten al juez Kerstorf reconstruir el crimen. El desconocido ha salido por la ventana de su habitación y ha forzado la del cobrador antes de asesinarlo. El cabo Eck revela después la identidad del presunto culpable, cuyo rostro había visto confusamente. Se trata del honorable profesor Dimitri Nicolef de Riga, adversario político de los banqueros Johausen.
El profesor Nicolef es el representante del partido eslavo al momento de las siguientes elecciones municipales en la ciudad de Riga; él tenía además que reembolsarles al cabo de poco tiempo una cantidad de 18.000 rublos a los banqueros Johausen, que representan a los alemanes en dichos comisios electorales. Nicolef reconoce que el misterioso viajero era él, pero se declara inocente, teniendo en un inicio el respaldo de su hija Ilka. No obstante, lejos de brindar una explicación acerca de su comportamiento reservado, éste se niega a revelar el objetivo de su viaje y su destino, el día en que dejó la posada al amanecer.
Sin embargo, alguien lo hará por él: Wladimir Yanof, el prometido de Ilka, quien es un proscrito político recientemente evadido de las minas de Siberia, quien se hallaba oculto en Pernau. Enterado de la evasión de Yanoff, el profesor Nicolef va a entregarle una cantidad de 20.000 rublos que el padre del proscrito le había confiado antes de morir. Ese era el fin del discreto viaje.
Una vez disculpado Nicolef, las sospechas recaen sobre el único culpable posible: el posadero Kroff. Una segunda indagación no permite formular ninguna acusación en su contra. Pero en la chimenea de la habitación ocupada por Dimitri Nicolef, que no había sido registrada hasta ese momento, el juez Kerstorf halla, entre las cenizas, un trozo de billete manchado con sangre.

drama_livonia_08
a) Tras evadirse de las minas de Siberia, el proscrito Wladimir Yanof se dirige a Livonia, en donde espera rehabilitar el nombre de su suegro, el profesor Nicolef. b) Dimitri entra en una profunda depresión, luego que todos los forzados indicios lo culpan como el asesino de Poch.

    Una nueva sospecha contra Nicolef, la cual no tarda en desvanecerse ante una prueba irrefutable. Como el profesor no tenía medios para devolver el dinero al banco Johausen, el ex proscrito Yanoff lo hará en su lugar gracias a la suma que le ha restituido a raíz de su misterioso viaje. Fatalmente los banqueros Johausen reconocen en los billetes devueltos por Yanoff los que llevaba consigo el cobrador asesinado: habían comprobado los números.
El profesor Nicolef pone fin a su pesadilla mediante un suicidio, y en ese momento, su hija Ilka, convencida de la culpabilidad de su padre, rehúsa casarse con Wladimir, ya que nadie podía casarse con la hija de un asesino. Pero será mas tarde, mucho más tarde, que un sacerdote, tras haber recibido la confesión del posadero Kroff agonizante ya, llega a proclamar la verdad del caso. El posadero había matado al cobrador y forzado los indicios acusadores; igualmente se aprovechó que los dos viajeros dormían para meter los billetes robados al cobrador en la cartera de Nicolef y apropiarse de los del profesor.
Además, hallándose aún en libertad y sin ser descubierto, el posadero planeó asesinar al profesor para hacer creer un suicidio; y así sucedió, pudiendo disfrutar tranquilamente del beneficio del doble asesinato. Una vez esclarecidos los hechos, la reinvindicación de Nicolef fue completa; sin embargo, ¡qué dolor para sus hijos y amigos, ahora que estaba sepultado en su fría tumba!

Bibliografía

  • Bértolo Cadenas, Constantino. Apéndice de Un drama en Livonia. Hyspamérica ediciones, Madrid, 1983.
  • Lottman, Herbert. Jules Verne. Editorial Anagrama, Barcelona, 1998.
  • Chesneaux, Jean. Una lectura política de Julio Verne. Siglo XXI editores, 1973.
  • Wikipedia. Caso Dreyfus. http://es.wikipedia.org/wiki/Caso_Dreyfus.

Enlaces relacionados

Compartir
Artículo anteriorLos hermanos Kip
Artículo siguienteRobur, el amo del mundo
(Lima, Perú, 1977). Vice-presidente de la Sociedad Hispánica Jules Verne. Ingeniero Industrial. Docente pre-universitario de Matemática. Desde 2004 es propietario y administrador del sitio web "Julio Verne, el más desconocido de los hombres". Es uno de los vernianos más activos en Latinoamérica. Ha escrito artículos sobre el autor que ha publicado en su sitio. También ha traducido al castellano varios textos inéditos del novelista francés.

No hay comentarios

Dejar respuesta