Miguel Strogoff. El correo del Zar

0
814

El difícil trayecto del correo del zar desde la capital de Rusia, Moscú, hasta las heladas tierras siberianas, con la finalidad de llevar un mensaje secreto al gobernador de aquellas latitudes, describe a Miguel Strogoff como el personaje más humano de los creados por Verne, un verdadero canto a la lealtad, pues más allá de la aventura, el protagonista de la obra es un hombre que sabe emocionarse, de sentimientos profundos y encontrados. Ni el peligro que corre su propia madre, o el caer en las manos de sus adversarios logran arrancarlo de su misión mientras atraviesa los miles de kilómetros que lo separan de su objetivo. Cerca incluso de quedarse ciego, Strogoff no desfallece; para él no existe una guerra, invasión o tortura que puedan detenerlo.

strogoff_001
La hoja incandescente del sable pasó por delante de los ojos de Miguel Strogoff. Resonó un grito de desesperación. La anciana Marfa cayó inanimada en el suelo

Aunque no posee los conocimientos científicos de los ingenieros y sabios de las novelas de Jules Verne, que a decir verdad, poco le habrían servido en su recorrido por la estepa al desafiar los duros montes Urales y las amenazas tártaras, el mensajero imperial sí tiene el don de la improvisación, y sobre todo es fuerte y callado para llevar a cabo la suicida empresa que se le ha asignado; misión de la que depende la salvación de su país invadido por los Khanes mongoles.

Miguel Strogoff alcanzará dimensiones casi épicas en su desesperado intento por entregar la carta; una gesta para un solo hombre en el que su valor y entereza lo acercan al heroísmo. Como agente secreto del zar, es también un hombre de acción y ha de actuar de incógnito y vencer todas las dificultades que surjan a su paso a través de un territorio sacudido en esa época por levantamientos y guerras, y plagado de espías traidores al imperio ruso. Su conocimiento de Siberia era una circunstancia favorable para el éxito del proyecto, ya que en palabras del autor: «Miguel Strogoff conocía a la perfección el país que iba a atravesar y comprendía los diversos idiomas, no solo por haberlo recorrido antes, sino porque él era de origen siberiano».

strogoff_002
Llegó un momento en que el caballo, no pudiendo ser guiado en línea recta por su jinete, se desbocó y salió corriendo derecho a un barranco que bordeaba el camino

La patriótica historia del correo del zar es una aventura impregnada de valor, lealtad, amor, heroísmo, humor, y de riesgo más allá del deber; elementos que se entremezclan durante su viaje de Moscú hasta Irkutsk, recorriendo paisajes de una belleza descriptiva enormes. Razas, costumbres, tradiciones, pueblos; nada queda sin delinear por Verne, quien realiza en el libro un auténtico ejercicio de pedagogía histórica y geográfica.

Compartir
Artículo anteriorJ. R. Kazallon
Artículo siguienteOlivier Sinclair, viajero, pintor y poeta
(Lima, Perú, 1977). Vice-presidente de la Sociedad Hispánica Jules Verne. Ingeniero Industrial. Docente pre-universitario de Matemática. Desde 2004 es propietario y administrador del sitio web "Julio Verne, el más desconocido de los hombres". Es uno de los vernianos más activos en Latinoamérica. Ha escrito artículos sobre el autor que ha publicado en su sitio. También ha traducido al castellano varios textos inéditos del novelista francés.

No hay comentarios

Dejar respuesta