Los hermanos Kip

0
426

Estrechos lazos de hermandad

«Me he inspirado en la historia de los hermanos Rorique», le escribe Julio Verne en 1902 a su corresponsal italiano Mario Turiello en referencia al nuevo libro que venía publicando ese año: Los hermanos Kip. Verne revela aquí, como suele hacerlo con frecuencia, la fuente de su inspiración, pues el escritor hace mención al célebre proceso criminal que había sido seguido atentamente por casi toda Francia, y cuya dramática historia dio pie a una discusión de mayor envergadura a la planteada en el libro.

hermanoskip_001
Los hermanos Jules y Paul Verne. El hermano menor del escritor fue también su mejor amigo y consejero marítimo. En homenaje a Paul, Verne escribe Los hermanos Kip.

Los hermanos Kip es un libro típico de Verne, que parte de una historia real a la que va agregando sus sorpresas personales. Pero para que se decidiera a escribirlo, el autor galo habría de pasar el más terrible, el más agudo de los sufrimientos. El causado por la súbita muerte de su hermano Paul, quien en 1897 sucumbió a una crisis cardiaca. Por ello, esta obra es un homenaje a su familiar más querido, a su confidente íntimo, al asesor solicitado y escuchado (cuántos certeros consejos le había prodigado Paul sobre marinería, barcos, inventos técnicos aún informes o en proyecto), al compañero de tantas travesías, que ahora desaparecía de su vida y lo relegaba en lo sucesivo al monólogo y la soledad.
Es curioso el destino de los hermanos Verne, pues Paul había comenzado realizando sin la menor traba, la vocación marinera que le había sido prohibida a Julio, para terminar su vida con el oficio de agente de cambio que Julio había debido asumir para casarse. Por esta misma razón es por la que Paul había renunciado al mar. La pasión convivida por el mar, la música y la libertad les unían en una consanguinidad espiritual mucho más fuerte que la meramente familiar, al igual que los hermanos Kip, que «estaban unidos por una estrecha amistad, nunca alterada por el menor desacuerdo. Estaban aún más ligados por la simpatía que por la sangre. Ni una sombra entre ellos, ni una nube de celos o de rivalidad.»
Es en esta obra donde los estrechos lazos de hermandad alcanzan su más alta expresión y exaltación, puesto que el novelista la escribió «con el corazón roto…hinchado, ahogado por los sollozos», así como describe el sentimiento de Karl al verse separado de Pieter en la cárcel. Pero los hermanos Kip no son los únicos exponentes de amor fraterno en el universo de los Viajes Extraordinarios, otros ejemplos de un elevado sentimiento de fraternidad entre hermanos son los villanos gemelos Texar de Norte contra Sur, los hermanos Sahib, aquellos cipayos rebeldes de La casa de vapor, los hermanos Johann y Jean de Familia sin nombre, o también el amor que impulsa al capitán Len Guy, en La esfinge de los hielos, a arriesgar su vida a la búsqueda de su hermano William por los peligrosos parajes antárticos.

hermanoskip_002
Los hermanos Kip es una novela que resalta los estrechos lazos de hermandad. Al igual que Jules y Paul Verne, los hermanos holandeses Karl y Pieter Kip se mantendrán unidos incluso, hasta la hora que son condenados en prisión.

Hermanos caritativos aparecen asimismo con Sab y Sib en El rayo Verde, y más adelante con Marcos y Henri Vidal en El secreto de Wilhelm Storitz. Pero Los hermanos Kip es un nombre muy expresivo para una novela en donde se enfatiza el amor fraternal, siendo el único de sus libros que lleva el nombre de dos hermanos como título. Sin embargo, cabe resaltar que los hermanos Kip no son los únicos personajes fraternales dentro de la misma novela; también lo son, aunque con propósitos negativos, Flig Balt y Vin Mod. Estos villanos verán frustradas repetidamente las situaciones favorables para concretar el motín que han planeado; es por ello que tramarán el asesinato del capitán Gibson, consiguiendo el escritor con esto, un equilibrio de caracteres para aumentar el dinamismo de su relato.

Los hermanos Rorique

La principal fuente de inspiración del argumento de Los hermanos Kip, es la historia real de los hermanos Rorique ocurrida a mediados de los años 1890’s. Verne hablaría acerca del caso Rorique en la correspondencia con su editor Hetzel, su hermano Paul y su corresponsal italiano Mario Turiello en diversas ocasiones. En julio de 1892, en Ponape, Micronesia, dos hermanos oriundos de Ostende, Bélgica, Léonce y Eugène Degrave, pero más conocidos con su nombre asumido de Rorique, fueron acusados de asesinar al capitán y la tripulación de una goleta francesa para apoderarse de ésta. Después de su arresto, los hermanos Rorique fueron trasladados a Francia donde los juzgaron por asesinato y piratería. No obstante, se declararon inocentes, alegando, por el contrario, que habían sofocado un motín a bordo de la nave.

hermanoskip_003
Para escribir Los hermanos Kip, Verne se inspiró principalmente en el error judicial de los hermanos Rorique. El famoso error del caso Dreyfus también fue otra de sus fuentes.

Este proceso judicial se popularizó rápidamente en Francia y muchos ciudadanos, incluido Julio Verne, creyeron en su inocencia. A pesar de ello, en diciembre de 1893, los hermanos fueron encontrados culpables de todos los cargos. El tribunal, basado únicamente en las pruebas del cocinero de la nave, los condenó a la pena de muerte. Pero el apoyo recibido por parte de la opinión pública, permitió que la justicia les conmutase esta pena por la de trabajos forzados a perpetuidad, una condena que quedó después reducida a veinte años de cárcel. En la versión literaria del suceso realizada por el escritor, aparecen unos perversos marineros que, tras asesinar al capitán del barco, maquinan las pruebas que inculpan a los hermanos Kip, pero el armador del navío está seguro de su inocencia, logrando convencer a las autoridades a que revisen su caso, obteniendo al fin que le conmuten la pena de muerte por la de trabajos forzados.
En la historia real, Léonce murió en prisión en marzo de 1898, mientras que su hermano Eugène fue perdonado al año siguiente. Eugène retornó a Francia y escribió sus memorias, publicadas en 1901 bajo el título de Le Bagne (El presidio). Algunos años después, Eugène abandonó nuevamente a su esposa y su hijo, y retornó a su libre vida de viajes y aventuras. Más adelante, el novelista francés Alfred Jarry demostró que porciones de Le Bagne fueron plagiadas de La narración de Arthur Gordon Pym de Edgar Allan Poe. En 1898, año en que comenzó a escribir la novela, Verne no podía imaginar que Eugène sería perdonado, y que regresaría a Francia para escribir y publicar sus memorias. Pero Verne debió revisar sus manuscritos durante el verano y el otoño de 1901 antes de enviárselos a su editor Hetzel hijo. Es en este periodo que Verne realiza el cambio del título de Los hermanos Norik a Los hermanos Kip. Sin duda, el autor actualizó su historia a luz de los acontecimientos e incluso habría consultado Le Bagne, la obra escrita por Eugène.

hermanoskip_004
Julio Verne fotografiado en 1900. Al año siguiente, el escritor, actualizando sus datos, decidió cambiar el nombre de su novela Los hermanos Norik por Los hermanos Kip.

Estas actualizaciones y correcciones hechas por Verne a sus manuscritos en 1901 fueron muy importantes, considerando que el error judicial del famoso «caso Dreyfus», también fue otra fuente de inspiración para su libro. Dreyfus, un capitán del ejército francés, de origen judío, a finales de 1894 fue acusado de entregar a mandos alemanes documentos secretos. Enjuiciado por un tribunal militar, Dreyfus fue condenado a prisión perpetua por el delito de alta traición; un suceso que polarizó a la sociedad francesa.
El propio Verne se declaró al inicio antidreyfusista, pues es un hecho que por la misma época en que estaba redactando la historia de los hermanos Kip, le declaraba a todo el que quería escucharlo que Alfred Dreyfus era culpable. Pero posteriormente el autor aprobará la revisión de este proceso, que terminará con la declaración de inocencia de Dreyfus luego de muchos años de padecimientos. Resulta evidente que la emoción causada por este error judicial y las maquinaciones de la justicia sirvieron también de fuente valiosa para el escritor al momento de concebir novelas como Los hermanos Kip y Un drama en Livonia.

Características y estructura de la obra

Los hermanos Kip fue publicada por entregas en el Magasin d’Education et de Récréation, del 1ro de enero al 15 de diciembre de 1902. En formato de libro también se publicó en julio de ese año, mientras que la versión ilustrada apareció en noviembre. La novela fue escrita en 1898, y a pesar del interesante argumento basado en errores judiciales de la época, a los lectores habituales les interesó poco, pues la novela tuvo muy pocas reimpresiones, si es que tuvo alguna.
Los hermanos Kip es convencionalmente examinada como un tributo de Verne a Paul, su hermano y amigo más cercano. Asimismo, el relato es una meditación indirecta que realiza el escritor sobre el error judicial del caso Dreyfus, a través de la reescritura de la historia de los hermanos Rorique. Verne muestra aquí también una historia de injusticia dentro de los límites genéricos de una aventura marítima. Esta forma convencional le sirve al autor para crear una parábola social, tomando como modelo el motín de La Bounty, un incidente real que algunos años atrás había hecho parte de los Viajes Extraordinarios.
De otro lado, el desenlace del relato expone un tema de Ciencia Ficción, ya que el autor descubre a los asesinos a través de la imagen grabada de éstos en la retina de la víctima. La reflexión de la última imagen vista por el capitán Harry Gibson, permite posteriormente la identificación de los criminales, por medio de una ampliación fotográfica de su rostro con los ojos abiertos. Esto solo ocurre en las últimas páginas del libro y es un recurso que evoca la restauración de la vista de Miguel Strogoff, el héroe de otra de sus novelas no científicas, pues a lo largo del libro hay alusiones a la vista y a los ojos como presagio culminante del relato, teniendo en cuenta además, que el propio Verne perdía la vista por causa de las cataratas mientras escribía esta historia.

hermanoskip_005
La teoría del optograma o foto-retina es utilizada por Verne para el desenlace de Los hermanos Kip. La reflexión de la última imagen vista por el capitán Gibson grabada en su retina, permite identificar posteriormente a los criminales, por medio de una ampliación fotográfica de su rostro con los ojos abiertos.

No obstante, queda la incógnita de la fuente bibliográfica que utilizó el autor para abordar un tema oftalmológico de la retina, y así adaptarlo después como desenlace inesperado de su novela. Estudios realizados por Marcel Moré y Jean Jules Verne, nieto del autor, indican que Verne quizá consultó L’Encyclopédie française d’ophtalmologie por Lagrange y Valude, la cual incluye una sección referida a los «optogramas» (foto-retinas). Pero dicha obra se publicó recién en 1903, un año después de la publicación del libro y cinco después de que comience a ser escrito, por lo cual, esta teoría no resulta ser muy convincente.
Resulta más creíble admitir que Verne leyó sobre experimentos con la retina realizados en los años 1870’s y 80’s por científicos como Félix Giraud-Teulon en París, Franz Boll en Roma o Willy Kühne en Heidelberg. Estos experimentos se publicaron en diversos periódicos y revistas que Verne, como lector asiduo, revisaba con frecuencia. Asimismo, es también probable que el autor haya tomado la idea de la historia corta Claire Lenoir, publicada en 1867 por Villiers de L’Isle-Adam, reimpresa después en 1887, de la cual se encontró una copia en la biblioteca personal de Verne, o en la novela L’accusateur, publicada en 1897 por Jules Claretie. Ambas historias utilizan el optograma como base argumental, artificio que Verne pudo haber tomado para elaborar en el futuro algunas de sus propias novelas, como es el caso de Los hermanos Kip.
Otro detalle interesante de la novela es el nombre que Verne da a la nave alrededor de la cual gira gran parte de la acción de la historia. El barco se llama James Cook, bautizado en claro homenaje a uno de los verdaderos héroes navales y de exploración, cuyos logros llenan casi un tercio del libro Los grandes navegantes del siglo XVIII, que es la segunda parte de su obra enciclopédica Historia de los grandes viajes y los grandes viajeros. El propio Gibson, como capitán del James Cook, viene a sustituir al explorador inglés asesinado en una isla por indígenas salvajes, pues de la misma forma, los nativos de la isla Kerawara serán inicialmente sospechosos de su asesinato.
Con respecto a los nativos, es preciso indicar también que el novelista hace comentarios relativos a los maoríes, una raza a punto de desaparecer por su adicción al alcoholismo, sobre todo en las mujeres. Asimismo, los maoríes son antropófagos; por ello, el escritor aprovecha esta circunstancia para presentar al canibalismo como una terrible costumbre, promoviendo, por el contrario, al cristianismo, como una manera de civilizar a los que lo practican, destacando la participación de los misioneros en su sacrificada labor de convertir a los indígenas en gente civilizada.

hermanoskip_006
James Cook, famoso navegante y explorador inglés, muerto en una batalla con indígenas en la isla de Hawaii. Cook es el héroe ausente de Los hermanos Kip, puesto que el autor bautiza con su nombre al barco protagonista del relato. El capitán Gibson, al mando de esta nave, emulará al explorador en sus viajes a través del Pacífico y morirá en similares circunstancias.

Las penitenciarías, que aparecen con frecuencia en la novela, son otro punto de análisis. Por ejemplo, los convictos de la isla Norfolk, un presidio inglés hasta el año 1842, llevan una vida inhumana. Pero en el penal de Port-Arthur, en Tasmania, en donde serán recluidos los Kip, lo estarán también, en forma simultánea, los fenianos O’Brien y Macarthy, que buscan liberar a Irlanda de la dominación inglesa. Esta tentativa revolucionaria es un eco de las experiencias del antiguo comunero Pascal Grousset -colaborador de Verne en tres novelas-, quien después de su fuga y antes de la amnistía, vivió en los Estados Unidos y promovió la causa irlandesa.
En efecto, el coraje de los fenianos irlandeses es evocado en la novela: Dos inocentes que en la penitenciaría de Port-Arhur conocen a esos rebeldes irlandeses “acorralados sin piedad”, “víctimas de una excesiva severidad”. Sin embargo, los revolucionarios irlandeses de Estados Unidos, con la ayuda de un barco, logran hacer evadir a sus camaradas, y los dos hermanos aprovechan la oportunidad para huir junto a ellos. La situación de pobreza del pueblo irlandés también es analizada por Verne en su novela de 1893: P’tit bonhomme, conocida en nuestro idioma como Aventuras de un niño irlandés. Bajo esta perspectiva, Los hermanos Kip es un libro que resalta el dominio colonial británico en tierras lejanas, y el intento de algunas causas rebeldes por librarse de su yugo opresor.
Finalmente, en cuanto al estilo narrativo, la primera mitad del relato es un cuaderno de viaje con elegantes pasajes descriptivos que nos ubican en la región que se desenvuelven los hechos de la historia. En la segunda mitad del libro, por el contrario, el ritmo se acelera con la conspiración de Flig Balt y Vin Mod contra los hermanos Kip. De aquí en adelante, la novela se convierte en un resumen, en una condensación de eventos que apuntan hacia su definitiva conclusión.

Personajes

  1. Karl Kip. 35 años. Originario de Groningen. Oficial de la marina mercante de los Países Bajos. Luego de ser rescatado de un naufragio por el capitán Gibson, y tras la muerte de éste, el armador Hawkins le ofrecerá el mando del James Cook.
  2. Pieter Kip. 30 años. Hermano menor de Karl. Asociado como corresponsal en Amboine, de la casa comercial Kip, fundada por su padre. Luego de la muerte de su progenitor, Pieter deberá tomar la rienda del negocio. Es rescatado de un naufragio por el capitán Gibson junto a su hermano Karl.
  3. El señor Hawkins. 50 años. Armador de la casa comercial que lleva su nombre. Será el único que crea en la inocencia de los hermanos Kip. Gracias a su intervención, los holandeses obtendrán finalmente su libertad.
  4. Harry Gibson. 50 años. Capitán del James Cook, barco perteneciente a la casa Hawkins, que debía cubrir la ruta de cabotaje entre Dunedin y Hobart-Town.
  5. Nat Gibson, hijo del capitán Gibson. En sus ratos de ocio se dedicaba a la fotografía. Socio junto al señor Hawkins y el señor Balfour de una casa comercial en Wellington.
  6. Hobbles, Wickley, Burnes y el grumete Jim. Marineros leales al capitán Gibson.
  7. El señor Zieger. Alemán corresponsal de la casa Hawkins en Port-Praslin, Nueva Irlanda. Apoyará el señor Hawkins en sus investigaciones para obtener las pruebas que acrediten la inocencia de los hermanos Kip.
  8. Flig Balt. 40 años. Contramaestre del James Cook. Influenciado por el marinero Vin Mod, Flig ansía apoderarse del barco con el fin de realizar sus actos delictivos. Para esto, deberá liderar un motín y asesinar al capitán de la nave.
  9. Vin Mod. Marinero aliado de Flig Balt en sus intenciones de apoderarse del James Cook. Al no concretarse su plan, ambos traman la forma de asesinar al capitán Gibson, para después inculpar del crimen a los hermanos Kip.
  10. Len Cannon, Kyle, Sexton, Bryce y el cocinero indígena Koa. Marineros cómplices de Flig Balt y Vin Mod en el motín a bordo del James Cook.
  11. Capitán Skirtle. Alcaide de la prisión de Port-Arthur, en donde serán recluidos los hermanos Kip.
  12. O’Brien y Macarthy. Prisioneros políticos irlandeses pertenecientes al fenianismo. Junto a ellos, los hermanos Kip lograrán escapar de la prisión.
  13. Farnham, activista irlandés infiltrado en Port-Arthur. Gracias a su ayuda, la fuga de los fenianos se concretará con el apoyo de un barco norteamericano.

Portadas de ediciones francesas

hermanoskip_007

Portadas de ediciones castellanas

hermanoskip_008

El argumento

La novela comienza en 1885, a raíz de los estragos de la fiebre del oro en Nueva Zelanda y los territorios cercanos. El febril movimiento minero hacía que los capitanes se esfuercen inútilmente en retener sus marineros en los puertos, pues las deserciones eran inevitables. Dadas estas circunstancias, las radas se llenaban de barcos que, por falta de hombres, no podían hacerse a la mar.
Entre éstos, se hallaba en Dunedin, el bergantín inglés James Cook, al mando del capitán Harry Gibson. De la tripulación del James Cook, hace quince días cuatro hombres habían desertado, lo que obligó al capitán a enviar a dos de sus marineros: Flig Balt, contramaestre del barco, y Vin Mod, a buscar a como diera lugar, los cuatro marinos que le son necesarios para hacerse a la mar.
Lo que no sospechaba el capitán, es que estos dos hombres ansían ejercer la piratería, para lo cual han esperado el momento oportuno para concretar un motín que les permita apropiarse del James Cook. Su idea es contar con el apoyo de la mayoría de marineros a bordo, y si es necesario asesinar a su capitán. Los cuatro nuevos hombres que les servirán a este propósito, deberán buscarlos en las tabernas atestadas de criminales como ellos.

hermanoskip_009
a) La fiebre del oro en Nueva Zelanda hacía que los marineros deserten en los puertos b) Los capitanes se veían obligados a completar su tripulación con cualquier marinos

Tras no conseguir incentivar a los hombres que buscan, Flig Balt y Vin Mod provocan una pelea entre los borrachos de una taberna. Luego, para no ir a la cárcel por los desmanes que han cometido, cuatro marineros de mala reputación aceptan por fin viajar en el James Cook. Estos son: Len Cannon, Kyle, Sexton y Bryce.
Con ellos, la tripulación estaba completa. De un lado, el capitán y sus hombres leales, los marinos Hobbles, Wickley, Burnes y el grumete Jim. Del otro, Flig Balt, Vin Mod, el cocinero indígena Koa y sus cuatro nuevos compinches. La mayoría de número presagiaba el éxito del motín. Sólo había que esperar el momento propicio de llevarlo a cabo. Sin embargo, cuando el capitán conoce a los nuevos tripulantes, dado su mal aspecto, desconfía de ellos.
El James Cook debía llegar a Wellington, donde lo abordarían el armador, señor Hawkins, y el hijo del capitán, Nat. En el transcurso del viaje, de presentarse la ocasión favorable, se perpetraría el motín. Tras algunos intentos fallidos, Flig Balt y Vin Mod no logran concretar su cometido. Por el contrario, en Wellington, abordan el armador y Nat, el hijo del capitán, quien, además de socio de la casa comercial, tiene por costumbre dedicarse a la fotografía.
Ambos compartían la desconfianza que inspiraba al capitán, los cuatro nuevos marineros reclutados en Dunedin, pero ellos no tenían otra opción que mantenerlos a bordo, si querían continuar con su curso de cabotaje. La nueva escala del barco debía ser Port-Praslin. En ese transcurso, se cruzan con el vapor Assomption, que les informa del naufragio de la goleta Wilhelmina de Rotterdam, de la cual se buscan noticias.

hermanoskip_010
a) El Assomption informa al capitán del James Cook del naufragio de la Wilhelmina b) La silueta de un náufrago es divisada sobre una de las rocas de la isla Norfolk

Al llegar a la antigua penitenciaría de la isla de Norfolk, sobre una de las rocas del litoral, creen distinguir una silueta de forma humana que podría pertenecer a algún náufrago de la Wilhelmina, una sospecha confirmada con el prendido de una hoguera durante la noche. Por ello, se decidió esperar el amanecer para ir en busca de los náufragos.
Al día siguiente, se conoce que son solo dos hombres los sobrevivientes de la Wilhelmina, que había sucumbido ante un temporal. Estos eran los hermanos holandeses Karl y Pieter Kip. Se trataba entonces de dos nuevos pasajeros a bordo del James Cook, un hecho que traía por tierra los planes delictivos de los criminales Flig Balt y Vin Mod.
Karl Kip era un oficial de la marina mercante de los Países Bajos, mientras que Pieter, el hermano menor, tras la muerte de su padre, debía hacerse cargo de la casa comercial Kip en Groningen, Holanda. Ambos viajaban de regreso a su país cuando fueron sorprendidos por el temporal que los hizo naufragar en la isla Norfolk.
Continuando la navegación, se hallan los restos de la Wilhelmina. Se establece luego un grupo de reconocimiento conformado por los hermanos Kip, Nat y Vin Mod. Impulsado por sus instintos de pillaje, Vin Mod rebuscó todos los rincones sin que los otros lo advirtieran. Allí encontró un puñal de fabricación malaya llamado kriss, muy corriente entre los nativos indígenas. Vin Mod lo ocultó entre sus ropas con la intención de usarlo luego en sus planes de conspiración.

hermanoskip_011
a) Los hermanos holandeses, Karl y Pieter Kip, son rescatados por el capitán Gibson b) Los restos de la Wilhelmina son registrados por algunos hombres del James Cook

En el archipiélago de las Luisiadas, el James Cook es atacado por guerreros papúas, que son repelidos luego de un feroz enfrentamiento. Pasado el momento de crisis, Harry Gibson y sus hombres siguieron navegando rumbo a Port-Praslin. En este puerto, fueron recibidos por el señor Zieger, un alemán negociante en relaciones comerciales con la casa Hawkins.
La transacción comercial consistía en desembarcar en Port-Praslin la mercadería y cargar allí unas ciento cincuenta toneladas de copra. El resto debería ser completado en Kerawara, para volver después a Port-Praslin y dirigirse finalmente a su puerto de matrícula en Hobart-Town, Tasmania.
Vin Mod, mientras tanto, seguía planeando la forma de perpetrar su crimen. Es así que ha maquinado asesinar al capitán Gibson durante la escala del James Cook en Kerawara. Para no ser inculpados del homicidio, Flig Balt y Vin Mod forzarán dos indicios contundentes contra los hermanos Kip: primero, introducir secretamente en el equipaje de los holandeses recogido de los restos de la Wilhelmina, los papeles del capitán Harry Gibson, y segundo, introducirán también allí el kriss malayo de hoja curva con el que le atravesarán el corazón.
Cuando el James Cook atraca en Kerawara para continuar con sus negocios, comenzarán a producirse la serie de eventos que culminarán con la muerte del capitán. Allí son recibidos primero, por el gobernador de la isla, señor Hamburg, quien debía entregar el cargamento de copra a la casa Hawkins. El señor Hamburg había invitado al armador, al capitán, su hijo, y al señor Zieger, a un almuerzo de bienvenida, pues la operación comercial debería durar unas tres semanas de trabajo.
Los hermanos Kip, que también habían sido invitados al almuerzo, desistieron de hacerlo, y decidieron pasear por los alrededores del puerto. En tanto, el señor Hawkins, Nat y el señor Zieger se encontraban ya en casa del gobernador. Solo se esperaba la llegada del capitán que debía demorarse por sus responsabilidades a bordo del James Cook, pero Harry Gibson nunca llegaría a participar de aquella reunión.

hermanoskip_012
a) El grumete Jim, tras ser engañado por Vin Mod, observa en el camarote de los hermanos Kip, el puñal malayo con que será asesinado el capitán Gibson. b) Durante la escala del James Cook en Kerawara, Flig Balt y Vin Mod sorprenden al capitán Gibson en medio de un bosque. Allí será asesinado y morirá, conservando en su retina, la imagen de los criminales.

Luego de acabar su trabajo en el barco, y quedando un par de horas de sol, el capitán se decidió por fin ir a la casa del señor Hamburg, situada a la mitad de una colina y en medio del bosque. El capitán llevaba el dinero y los papeles que debía entregar al señor Hamburg, pero una vez internado en el bosque, fue arrojado de improviso a tierra por dos hombres.
Estos eran Flig Balt y Vin Mod. El contramaestre, con el puñal malayo robado a bordo de la Wilhelmina, le hirió mortalmente en medio del pecho. El capitán los había reconocido, y en sus últimos segundos de vida, quedó mirando fijamente a sus asesinos, y acabó muerto con los ojos abiertos como producto de la angustia provocada por la agonía. La noticia de la muerte del capitán se propagó rápidamente. Todo hacía indicar que el móvil del crimen fue el robo; por ello, se sospechó inicialmente que fue asesinado por indígenas de Kerawara.
Como parte de las investigaciones, Nat Gibson fotografió a su padre, hallado con los ojos abiertos. Esta fotografía permitió reconocer que la herida mortal había sido hecha por la hoja dentada de un kriss malayo, lo cual aumentaba las sospechas del asesinato por parte de los naturales de la isla de Kerawara.
Ante la ausencia de Harry Gibson, el armador decidió entregar el mando del barco a Flig Balt, el contramaestre, quien ahora sería el nuevo capitán del James Cook. El nombramiento de Flig Balt como capitán no fue bien recibida por los marineros leales a Gibson, pero el señor Hawkins no sospechaba aún de las verdaderas intenciones de este criminal, quien ya tenía en mente cambiar la ruta del barco para dirigirlo a los parajes de las islas Salomón, conocida por ser una peligrosa zona atestada de piratas.

hermanoskip_013
a) Tras la muerte del capitán Gibson, la incapacidad de Flig Balt como nuevo capitán del James Cook no se hizo esperar. Una tormenta, que casi los hace naufragar, fue controlada finalmente por Karl Kip. b) Una vez llegados al puerto de Hobart-Town, la noticia de la muerte del capitán Gibson provocó gran conmoción. Se esperaba el juicio a los criminales.

El ligero cambio de ruta fue detectado por Karl Kip, quien como hombre de mar reconoció la maniobra, pero todavía no lo consideró grave. De otro lado, la incompetencia de Flig Balt como capitán se hizo notar desde que tomó el mando del barco. Esto quedó demostrado al afrontar una tormenta que amenazaba hacerlos naufragar. La incapacidad de Flig Balt para controlar la peligrosa situación, obligó a Karl Kip a tomar por fuerza la dirección de la nave. Gracias a su don de mando y cualidades de marino experto, el James Cook pudo salvarse de un naufragio seguro.
La pericia de Karl Kip satisfizo al señor Hawkins, quien de inmediato nombró como nuevo capitán al holandés. Esta situación desató la ira del contramaestre y de Vin Mod, quienes esta vez estaban decididos a perpetrar el motín antes de llegar a Hobart-Town. La rebelión estalló a bordo del James Cook, pero el motín fue repelido por los hermanos Kip y por los hombres leales al armador. Los alborotadores consumados, Flig Balt, Lenn Cannon y Kyle fueron capturados y serían entregados a la justicia una vez llegados a Hobart-Town donde serían juzgados.
Sin embargo, los otros marinos insubordinados, Vin Mod, Sexton, Bryce y el cocinero Koa fueron despedidos por el capitán Karl Kip con la prohibición de reaparecer. Establecidos en Hobart-Town, los hermanos Kip se alojan en un modesto hotel, mientras dure el juicio a los rebeldes del James Cook. Pero lo que no sospechan es que ambos han sido vigilados por Vin Mod, quien ahora que conoce su alojamiento, llevará a cabo su plan antes concebido: introducir secretamente el kriss malayo y los papeles del capitán Gibson en el equipaje de los hermanos Kip, con la intención de inculpar directamente del asesinato a los holandeses.

hermanoskip_014
a) Durante el juicio, los hermanos Kip pasaron de acusadores a acusados, pues Flig Balt los inculpó directamente de la muerte del capitán Gibson, mostrando unas pruebas en apariencia contundentes. b) Tras la sentencia condenatoria a los hermanos Kip, la población de Hobart-Town se lanzó contra la penitenciaría, queriendo hacer justicia con sus propias manos.

La estrategia de Vin Mod consistía en informar a Flig Balt que sus planes se habían hecho y que por tanto durante el juicio, podría inculpar a los holandeses, pasando de acusadores a acusados. Por ello, hace que su compinche Bryce, protagonice una pelea en una taberna para ser encerrado y así informar dentro de la cárcel a Flig Balt de sus planes.
Prevenido de esta situación, Flig Balt esperó la hora del juicio para vengarse de los Kip. Ante el tribunal, el contramaestre se declaró inocente de todos los cargos, mientras que Karl Kip se extendió en explicar los acontecimientos ocurridos en el barco. Culminada la manifestación de Karl, Flig Balt lanzó la acusación que tenía planeada. Culpó directamente a los hermanos Kip del asesinato del capitán Gibson para sorpresa de todos los concurrentes.
Los Kip reaccionaron pidiendo las pruebas que confirmen su grave acusación. He aquí que Flig Balt solicitó que se registre la maleta de los hermanos Kip, porque allí se hallarán los papeles y el dinero del capitán Gibson. Cuando se procedió a la revisión del equipaje, se pudo comprobar que allí se encontraban los papeles con la indicación del conocimiento de carga y el contrato de fletamento, así como el dinero robado. De otro lado, también se encontró allí el puñal malayo de hoja dentada reconocido como el arma con que fue muerto el capitán. Esta fue una prueba concluyente de la culpabilidad de los hermanos Kip.

hermanoskip_015
a) En el presidio de Port-Arthur, en Tasmania, los hermanos Kip debían cumplir una sentencia de trabajos forzados a perpetuidad. b) En aquel lugar, hicieron amistad con dos prisioneros políticos irlandeses, los fenianos O’Brien y Macarthy.

Las autoridades ordenaron la inmediata detención de los holandeses para ser procesados por la justicia, en tanto que Flig Balt fue liberado, cumpliéndose a cabalidad la trama urdida por él y Vin Mod. Solo quedaba esperar la condena definitiva a los holandeses para luego irse de aquel lugar, impunes del crimen cometido. El impacto causado por este inusitado giro, hizo que desde aquel entonces, los hermanos Kip fueran repudiados por la opinión pública y sobre todo por Nat y la esposa del capitán, quienes no comprendían porqué estas personas habían asesinado al hombre que los salvó de un naufragio. El único que creía en la inocencia de los hermanos era el armador, quien no admitía la evidencia de las pruebas materiales. Tenía fe de hallar a los verdaderos culpables, y no descansaría hasta lograrlo.
Durante el juicio, la situación de los holandeses no mejoró. La posesión del puñal por los hermanos Kip es también testimoniada por el grumete Jim, quien afirma haberlo visto en dos o tres ocasiones al hacer la limpieza de su camarote. Lo que no sabía éste, era que Vin Mod había introducido el arma en la habitación antes de su llegada y que la retiraba cuando se marchaba.
Pese a sus protestas de inocencia, los hermanos Kip son condenados a pena de muerte. Por intervención del señor Hawkins, que consideró el caso como un error judicial, se solicitó la gracia de la Reina, por medio del gobernador de Tasmania, Assy Carrigan. Su Majestad decide indultarlos, y conmutarles la pena capital por la de trabajos forzados a perpetuidad.
En la prisión de Port-Arthur, los hermanos estarían separados por orden del alcaide. Sin embargo, cierto día, mientras se realizaban las actividades forzadas, Karl Kip salva al hijo del alcaide del ataque de un perro. Este hecho heroico le permitió volver a encontrarse con Pieter, y ambos, a partir de entonces, ya no participarían de los trabajos forzados, sino que compartirían la misma celda y serían ocupados en trabajos al interior del penal.

hermanoskip_016
a) El barco Illinois, enviado en secreto por camaradas rebeldes norteamericanos, atraca en Port-Arthur, con el fin de rescatar a los fenianos irlandeses de la prisión. b) Tras una encarnizada lucha, los irlandeses logran escapar, llevándose consigo a los hermanos Kip.

La envidia de los otros presos por el trato preferente a los Kip no se hizo esperar. No obstante, dos reos hicieron causa común con ellos, defendiéndolos de las violencias de los demás. Estos eran O’Brien y Macarthy, irlandeses pertenecientes a la asociación política del fenianismo, encarcelados, después de protagonizar en 1879, una nueva tentativa rebelde en Dublín, en contra de la opresora dominación de Gran Bretaña. Ellos llevaban ocho años en el penal. Con ayuda de Farnham, un activista irlandés infiltrado en Port-Arthur, los dos presos políticos planean su fuga por medio de un barco enviado en secreto por amigos rebeldes en Norteamérica.
Tras sortear muchos inconvenientes, el proyecto de evasión se concreta en medio de un terrible combate. Los hermanos Kip aprovechan la oportunidad para escapar de allí junto a los irlandeses, quienes también los consideraban inocentes. Pero poco después, ambos se entregan a la justicia, hecho que impresiona tan favorablemente a las autoridades que éstas consienten en revisar nuevamente su caso.
De otro lado, el armador había seguido con sus investigaciones particulares sobre la pista de los verdaderos asesinos del capitán Gibson, pero sin resultados favorables. Sin embargo, un hecho fortuito revelará la verdad. El señor Zieger, quiso tener una reproducción ampliada de la fotografía que el hijo del capitán le tomó a su padre muerto, dejando al descubierto el pecho con la herida que le causara la muerte.

hermanoskip_017
a) La ampliación de la fotografía tomada al capitán Gibson muerto con los ojos abiertos, permite reconocer, mediante un reflejo en su retina, la imagen de los verdaderos criminales: Flig Balt y Vin Mod. b) La prueba contundente de la inocencia de los hermanos Kip por fin había sido conseguida. Gracias a ello, los holandeses fueron puestos en libertad.

La nueva fotografía fue puesta en un cuadro y colocada sobre un caballete, en medio de un taller ante la atenta mirada de los señores Hawkins, Zieger y Nat. Analizando la imagen, el hijo del capitán notó algo extraño en la foto que le tomó a su padre con los ojos abiertos. Los potentes lentes de aumento que utilizó para revisar el clisé, le permitió reconocer en los ojos del capitán a sus verdaderos asesinos, pues sobre aquella retina agrandada aparecían en toda su ferocidad, las siniestras figuras de Flig Balt y Vin Mod.
La retina del muerto había conservado la última imagen que había visto. Esta prueba era contundente para determinar la inocencia de los hermanos Kip y la culpabilidad de Flig Balt y Vin Mod, que estaban desaparecidos hacía tiempo. Paralelamente, el barco alemán Kaiser, desaparecido también, hacía sospechar que estos criminales lo habían tomado por la fuerza junto a sus cómplices para ejercer la piratería. Muchos meses después, el barco fue visto en los parajes de las islas Salomón. Allí, los piratas, acorralados por un buque de guerra, ofrecieron resistencia, pues sabían que les esperaba la horca. En la batalla, murieron una porción de estos bandidos, entre ellos Flig Balt y Len Cannon. Vin Mod había ganado, por su parte, con algunos otros, una de las islas del archipiélago, ignorándose su paradero.
Tal fue el desenlace de esta célebre causa, raro ejemplo de errores judiciales, que tuvo una gran resonancia bajo el nombre de «Proceso de los hermanos Kip».

La película

Bratri Kipové, en checo original, es el título de una adaptación cinematográfica basada en Los hermanos Kip. Esta producción de 84 minutos realizada en 1979 por Ceská televize, fue dirigida por Pavel Kraus y contó con la participación de los actores Rudolf Jelínek, Jirí Kodet, Karel Houska y Josef Vinklár. La película, que se ajusta al argumento original del libro de Verne, ofrece todos los elementos del drama policial creado por el novelista francés.

hermanoskip_018
Algunas escenas de Bratri Kipové o Los hermanos Kip, película de 1979 basada en el libro de Julio Verne publicado en 1902. © Ceská televize

Bibliografía

  • Julio Verne. Los hermanos Kip. Editorial Molino. Barcelona, 1960.
  • Herbert Lottman. Jules Verne. Editorial Anagrama, Barcelona, 1998.
  • Miguel Salabert. Julio Verne, ese desconocido. Alianza Editorial. Madrid, 1985.
  • Jean Chesneaux. Una lectura política de Julio Verne. Siglo XXI editores, 1973.
  • The brothers Kip, introduction and notes by Jean-Michel Margot. Wesleyan University Press, Middletown, 2007.
  • Brian Taves. Opening the Sources of The Kip Brothers. http://www.verniana.org/volumes/01/HTML/Kip.html
Compartir
Artículo anteriorAnte la bandera francesa
Artículo siguienteUn drama en Livonia
(Lima, Perú, 1977). Vice-presidente de la Sociedad Hispánica Jules Verne. Ingeniero Industrial. Docente pre-universitario de Matemática. Desde 2004 es propietario y administrador del sitio web "Julio Verne, el más desconocido de los hombres". Es uno de los vernianos más activos en Latinoamérica. Ha escrito artículos sobre el autor que ha publicado en su sitio. También ha traducido al castellano varios textos inéditos del novelista francés.

No hay comentarios

Dejar respuesta