El supersticioso y viejo tonelero Juan María Cabidoulin

0
404

Cabidoulin, el protagonista de la obra Las historias de Juan María Cabidoulin, es un viejo marino tonelero, que forma parte de la tripulación del barco ballenero Saint-Enoch, compuesta en su mayoría por marinos bretones y normandos. Para el capitán Bourcart, quien está al mando del navío, Cabidoulin es un personaje importante para los fines de su expedición de caza de ballenas, pues tendrá la obligación de obtener la valiosa carga de aceite, a partir del despedazamiento del cetáceo o animal cazado en el océano.

003
Escúcheme usted capitán Bourcart, y usted también doctor Filhiol, es una idea que siempre he tenido y que jamás saldrá de mi cabeza. Yo tengo la convicción de que si me embarcase, me sucedería lo que aún no me ha sucedido. Acabaría por ver lo que jamás he visto, algún terrible monstruo marino…la gran serpiente de mar.

Pero Cabidoulin tiene un defecto, es un hombre supersticioso y es considerado un profeta del infortunio, al creer fervientemente en la existencia de la legendaria gran serpiente de mar. De otro lado, está persuadido de encontrar a este monstruo en el último de sus viajes como marino a bordo de este barco, que está a punto de partir del puerto francés de El Havre. Y al capitán no le queda otra opción que aceptarlo en su barco, a falta de un tonelero para iniciar su campaña de pesca.

Ante el temor que Cabidoulin desmoralice a la tripulación con la narración de sus historias impresionantes sobre monstruos marinos, el capitán intenta controlar las malas costumbres del tonelero, pero sus intentos se tornan inútiles, porque el viejo pesimista está convencido que su carrera de marino no concluirá antes que se encuentre con la gran serpiente de mar.

A pesar de todo, el barco zarpa y tiene un exitoso inicio cazando ballenas, pero más tarde ocurrirán sucesos lamentables durante la pesca y sobrevienen eventos misteriosos que serán cada vez más frecuentes. ¿Cuál es el verdadero origen de estos acontecimientos? ¿Se trata de fenómenos naturales o se trata en realidad de un monstruo marino? ¿Existe acaso la gran serpiente de mar? A pesar de lo que opina todo el mundo, ¿es posible que Cabidoulin tuviera razón en afirmar la existencia de un ser de este género?

004
-Eh viejo…¿Al fin vienes?…¿Quieres probar fortuna todavía?…¿Y siempre con tu satánica idea de que esto acabará mal?…-Muy mal- respondió el tonelero…-Bien, espero que nos evitarás tus historias de siempre…-Puedes contar con que no… -Pero si nos sucede una desgracia…-Significará que no me he equivocado.

La respuesta no la sabemos con certeza todavía, ya que en las profundidades es donde pueden vivir ocultos los grandes monstruos marinos que muy ocasionalmente se dejarían ver en la superficie, aunque es el propio Verne quien se cuida bien de concluir la novela, dejando abierta la posibilidad de la existencia de esta misteriosa serpiente marina gigante, divagando sutilmente entre la realidad y el mito.

Compartir
Artículo anteriorEl joven ingeniero de minas francés Cyprien Méré
Artículo siguienteLa primera carta conocida de Julio Verne
(Lima, Perú, 1977). Vice-presidente de la Sociedad Hispánica Jules Verne. Ingeniero Industrial. Docente pre-universitario de Matemática. Desde 2004 es propietario y administrador del sitio web "Julio Verne, el más desconocido de los hombres". Es uno de los vernianos más activos en Latinoamérica. Ha escrito artículos sobre el autor que ha publicado en su sitio. También ha traducido al castellano varios textos inéditos del novelista francés.

No hay comentarios

Dejar respuesta