El monumento a Julio Verne en Amiens

0
812

En marzo de 1908, el Consejo Municipal de la ciudad de Amiens decide levantar un monumento en homenaje a Julio Verne, uno de sus ilustres hombres de letras. Para tan importante evento, elige como emplazamiento de la estatua, el césped de un parque de la ciudad ubicado por encima del túnel ferroviario, a escasos 100 metros de la que fuera su mansión en la calle Charles Dubois. El monumento fue finalmente inaugurado el 9 de mayo de 1909.

monumento01_amiens
               Inauguración del monumento dedicado al escritor a Julio Verne                                      en la ciudad de Amiens. © Jean-Michel Margot’s postcards

El encargado del diseño fue el escultor Albert Roze (1861-1952), amigo cercano de Julio Verne. Roze fue también el artista que esculpió el mausoleo que se exhibe en la tumba del escritor en el cementerio de La Madeleine, en la misma ciudad de Amiens. En el caso del monumento público, Roze fue asistido por Amédée Milvoy en la parte arquitectónica, y en él puede apreciarse un busto de Julio Verne  situado en la parte superior de un pedestal, al pie del cual se encuentran tres niños absortos en la lectura de las novelas del autor.

Es posible que el encuentro entre Albert Roze y Julio Verne haya tenido lugar alrededor de 1894, en el transcurso de una de las diversas reuniones amienesas, pues cabe recordar que en aquella época, el escultor tenía poco tiempo de haber sido nombrado Director de la Escuela Regional de Bellas Artes de Amiens. Por esos días, Verne ejercía las funciones de consejero municipal y era asimismo miembro de la Comisión del Museo de Picardía.

monumento02h_amiens
  El escultor Albert Roze fue el encargado del diseño y construcción del monumento en homenaje a Julio Verne en Amiens. En la imagen, posando junto a la maqueta de       la escultura. © Foto: Cortesía de Volker Dehs.

Roze no había realizado un busto de Verne cuando estuvo en vida. Hasta entonces, el único retrato en busto del autor, provenía del cincel del escultor italiano Fabio Stecchi (1855-1928). Todo indica que Roze se inspiró en la escultura de Stecchi para realizar su obra artística. Sin dudas, Roze prefirió representar al escritor en el vigor de su madurez, con un busto a la altura de los hombros, con la cabeza inclinada en tres cuartos a la izquierda, confiriéndole dignidad y elegancia.

En cuanto a los niños que aparecen al pie del monumento, Roze eligió como modelos a niños reales. Dos de ellos (los que leen juntos un libro), son Thérèse y Gabriel Thorel, hijos de Octave Thorel, consejero en la Corte de Amiens; mientras que el tercer niño es Robert Michel, hijo del conservador de la Biblioteca de la ciudad.

monumento02de_amiens
Vista actual del monumento a Julio Verne en Amiens. El monumento se encuentra a unos 100 m de su mansión. © Christian Larcher Collection

Roze representó a Thérèse, la hermana mayor, leyendo con suma atención una novela de Verne, apoyando su mano en el hombro de su hermano menor, quien lee junto a ella y es quien sostiene el libro. Al otro lado, Robert Michel parece cautivado en la observación de una carta geográfica, que le permitirá ubicar los países en los que se desarrollan las aventuras de los héroes vernianos.

Compartir
Artículo anteriorVideo: Los extraordinarios viajes de Julio Verne
Artículo siguientePierre-Jules Hetzel (1814-1886)
(Lima, Perú, 1977). Vice-presidente de la Sociedad Hispánica Jules Verne. Ingeniero Industrial. Docente pre-universitario de Matemática. Desde 2004 es propietario y administrador del sitio web "Julio Verne, el más desconocido de los hombres". Es uno de los vernianos más activos en Latinoamérica. Ha escrito artículos sobre el autor que ha publicado en su sitio. También ha traducido al castellano varios textos inéditos del novelista francés.

No hay comentarios

Dejar respuesta