Apuntes biográficos

0
1154

bio_apuntes

En el seno de una familia burguesa

   Nantes, puerto principal del río Loira, atesora, en su recorrido, a muchos imponentes y ornamentados edificios, cuya joya es, sin dudas, el Castillo de los Duques de Bretaña. El Nantes del siglo XIX se erigió en un gran centro comercial. Entre sus islas estaba Feydeau, la más linda de todas, y es en el tercer piso de uno de sus inmuebles, situado en el número 4 de la calle Olivier de Clisson, donde vio la luz, el 8 de febrero de 1828, el primer vástago, producto del matrimonio entre Pierre Verne, un abogado de Provins, y Sophie Allote de la Fuÿe.
Julio Gabriel Verne es el nombre del primogénito y su nacimiento se produjo al mediodía y fue inscrito ese mismo día, en la alcaldía, a las tres de la tarde y bautizado al día siguiente, en una ceremonia efectuada en la iglesia Sainte Croix. Lo que nunca imaginaron los padres del niño era que éste se convertiría, con el paso del tiempo, en uno de los más famosos escritores de todas las épocas y conocido en muchos lugares del mundo.
En 1829, los Verne se instalan en una bella y espaciosa casa, con vista al mar, de la calle Joan Bart. En ella vieron la luz tres de sus otros hijos: Paul (ese mismo año), Anna (en 1836) y Mathilde (en 1839). Allí se mantuvieron los Verne durante once años. El inmueble tenía dos pisos, cada uno con tres puertas y un balcón. Era en el segundo piso de esta casa donde estaba el gabinete de trabajo de Pierre, que se había instalado allí en 1824.
A los seis años, ya en edad escolar, asiste a la clase de Madame Sambain. En una carta fechada el 30 de marzo de 1836 (Julio tenía ocho años) le escribe a su tía de Châteaubourg: Escribo la carta porque Paul no sabe escribir, solo está comenzando y ya llevo más de un año en la pensión… En octubre de 1837, tiene lugar la entrada de dos nuevos pensionados a Saint Stanislas: Julio y Paul. Ahí se mantienen durante tres años, hasta 1839. Julio y Paul figuran constantemente en los tablones de honores semestrales de la escuela y Julio en particular es recompensado varias veces con excelentes calificaciones en Geografía, Griego, Latín, Memoria y Música vocal.
Es necesario destacar que muchos biógrafos han ubicado en esta época, a sus once años de edad, una escapada del adolescente Verne, en un barco que zarpó hacia la India, que se ha comprobado recientemente que fue una invención de la primera biógrafa, Marguerite Allotte de la Fuÿe, probablemente para darle un toque de fantasía y espectacularidad a su narración. Muchas de las biografías escritas posteriormente se hicieron eco de esta leyenda y fue apenas en los años sesenta que algunos estudiosos de la obra de Verne liderados por Charles-Noël Martin descubrieron que la biografía escrita por Marguerite estaba plagada de una serie de invenciones.
Al año siguiente, en 1840, los hermanos Verne entran al Seminario de Saint Donatien, para iniciar sus estudios de bachillerato. Este lugar solo acepta dos categorías de alumnos: los eclesiásticos y los laicos, siendo estos últimos los que más pagan (a veces el doble) y por tanto hijos de familias acomodadas. Julio y Paul están en esa categoría. Es en ese propio año cuando la familia vuelve a mudarse, esta vez para una casa de la calle Jean-Jacques Rousseau, cerca del puerto. Ahí nacerá, en 1942, el último de los hijos de aquel matrimonio, una niña, a la que llaman Marie. La casa era impresionante y tenía tres pisos, con puertas y ventanas que daban hacia los balcones. El pintor Françisque de la Celle de Châteaubourg, amigo y retratista del escritor Chateaubriand, estaba emparentado de alguna forma con Sophie y es precisamente la familia del tío Châteaubourg la que habitaba en el número 8 de esa misma calle, muy cerca de la casa de los Verne.
De 1844 a 1846, Julio y Paul ingresan al Liceo Real de Nantes, a cursar sus estudios de bachillerato. Se conoce que, por esta fecha, Julio frecuenta en compañía de sus camaradas de estudio las peñas que se desarrollan en la librería del Padre Bodin, en la Plaza Pilori. Después de terminar sus clases de Filosofía y Retórica, pasa sus pruebas de Bachillerato en Rennes y recibe el título de «muy bien», el 29 de julio de 1846 a los 18 años.
Pierre, que se preocupa de la salud de todos sus hijos, compra una casa de descanso en Chantenay. Esta localidad cercana a Nantes está situada sobre un costado de la ribera derecha del Loira. La propiedad de los Verne daba frente a una iglesia que se hallaba en la plaza principal de la ciudad. Julio posee un pequeño telescopio y desciende por el Loira para ver pasar los navíos. Así pasa el joven Julio aquellos años.
Ya en plena adolescencia, y mostrando unas serias inquietudes literarias, el joven Julio se enamora de su prima Caroline Tronçon, a la cual le comienza a escribir versos de amor, culminando sus escritos con una pequeña tragedia en verso para marionetas que le dedica. Pero a Caroline, burguesa de pensamiento calculador y frío no le interesan los arranques poéticos de su primo y se burla de sus versos, haciendo caso omiso a sus sentimientos. Los continuos desaires de su prima sumen al joven en profundas crisis de melancolía. Unos años después se anuncia el compromiso de Caroline con un acaudalado joven de la ciudad con quien, unos meses más tarde, contrae matrimonio. Este hecho marcará desde entonces una huella profunda en el carácter de Verne.

Los primeros pasos

   Llegaba el adolescente Julio a los diecinueve años, y tal como su padre había dispuesto desde su nacimiento, el muchacho es ahora enviado a la capital a realizar los exámenes de Derecho. La mayoría de los estudiantes de provincia tenían que continuar sus estudios en París, por no tener condiciones para ello en sus localidades natales. La tía Charruel lo recibe en su casa en el número 2 de la rue Thérèse. Muy cerca de allí, en la rue Richelieu, se encuentra un edificio construido en 1633, que desde 1720 coleccionaba una gran cantidad de documentos: la Biblioteca Real, que más tarde se convertiría en Biblioteca Nacional.
Pasa su examen de primer año en la facultad de Derecho y va al barrio Sainte-Geneviève donde encuentra a su primo Henri Garcet, profesor del liceo Henry IV. Después de estos exámenes Julio regresa a Nantes, con el pensamiento fijo de que sería preferible hacer sus estudios en la facultad de París a tener que ir constantemente a la capital solamente a hacer los exámenes. A finales de ese año escribe un drama histórico que titula Alejandro VI, el cual constituye su primera obra teatral.
Convence a su padre de la necesidad de instalarse en París y logra que Pierre le financie la posibilidad de arrendar un apartamento. Inicialmente estaba previsto que viviría con la tía Charuel, con la que había estado viviendo el año anterior, pero los nuevos movimientos sociales la habían hecho huir de la ciudad. Por tanto Julio consigue que su padre le pague la renta de la pensión que comparte con Edouard Bonamy, otro estudiante nantés, y que se encuentra en el tercer piso del inmueble ubicado en el número 24 de la rue de la Ancienne Comédie.
Al cumplir los veinte años, mientras estudia en París, coincide con la Revolución de 1848. No obstante el ambiente de agitación, Verne es apolítico y no tomará partido por ninguno de los bandos. Cuando Edouard parte hacia Nantes, Julio Verne obtiene en el mismo edificio una habitación para él solo. Se siente satisfecho, solo tiene un ventilador, pero cuenta con suficiente espacio para recibir a cualquiera. Mientras tanto, obtiene sus diplomas y le dice a su padre que ve bien prestar juramento y ser inscrito en el Directorio de abogados de París.
En estos años todo el dinero con que cuenta proviene de su padre, que sigue el principio de que más dinero del imprescindible distrae de los estudios y en sus cálculos no entran los libros, el teatro, ni las relaciones sociales. No obstante, siguiendo un criterio que mantendrá durante toda su vida, el autor decide que las necesidades del espíritu son más importantes que las del cuerpo, y escatima lo imprescindible para satisfacer esos gastos. Se alimenta durante días a pan y leche y con el dinero ahorrado compra libros. Sin embargo, a pesar de las dificultades, Verne recordará siempre aquellos años como felices.
Los Verne se marchan a Provins en Seine-et-Marne y Julio va donde sus padres luego de su estancia en París. Cuando llega allí no puede menos que admirarse del paisaje de la zona que es encantador. Luego se marcha a Chartrettes donde su tía Charuel lo recibe, esta vez, en su residencia de campo.
Después de un tiempo allí, se marcha a París al Boulevard Bonne Nouvelle, quizás debido al consejo de su amigo Aristide Hignard que habita en ese mismo barrio. Primero en el número 11, después en el 18. Henri le presta un poco de dinero y lo provee de todos los accesorios para amueblar la casa. Luego habita en el quinto piso de un inmueble situado en el Boulevard Poissonnière.
Por esta época, su tío Châteaubourg lo presenta en los principales salones literarios de la sociedad parisiense. Es entonces cuando conoce un día al gran Alexandre Dumas, escritor de éxito con novelas como El conde de Montecristo yLos tres mosqueteros. Con Dumas trabó inmediatamente una estrecha relación de amistad y protección que le lleva a estar en el palco de honor en el estreno de la adaptación teatral de Los tres mosqueteros. Escribe un drama histórico que lo titula La conspiración de la pólvora. Casi inmediatamente, traba gran amistad con su hijo, que es solo cuatro años menor que él. Es a Alexandre Dumas hijo, según las propias palabras de Julio, a quien le quedo debiendo una gran deuda por todo lo que hizo por él.
Al año siguiente, finalmente se gradúa como abogado. El padre le conmina a volver a Nantes, pero se resiste, afirmándose en su decisión de hacerse un profesional de las letras. Rápidamente Pierre, a quien las veleidades exploratorias y literarias de su hijo le habían parecido siempre ridículas, le suspende la ayuda económica y es a partir de este momento que comienza a escribir en abundancia, sobre todo ante la necesidad de comer y vestirse. Para conseguir el dinero que le es necesario trabaja como secretario del Teatro Lírico y esto le permite tener suficiente tiempo para escribir pequeñas canciones, sainetes, operetas, piezas y cuentos que en su mayoría eran convencionales e incoloros. Indudablemente esto le roba el tiempo necesario para el estudio de esas ciencias que tanto admira.
Es por esta época que Verne, influenciado por las increíbles cotas que alcanzaban por aquel entonces la ciencia y la técnica, concibe el proyecto de crear la literatura de la edad científica, vertiendo todos estos amplios conocimientos en relatos épicos, ensalzando el genio y la fortaleza del hombre en su lucha por dominar y transformar la naturaleza. Sería un proyecto novedoso y significaría algo que nunca antes se había logrado: la Ciencia dentro de la Literatura.
Sin apenas dinero para comer se atreve a comprar un piano para preparar sus operetas. Se levanta a las cinco de la mañana a trabajar durante cinco horas. Luego va a la Biblioteca Nacional, donde estudia Química, Botánica, Geología, Mineralogía, Geografía, Oceanografía, Astronomía, Matemática, Física, Mecánica y Balística. Su primo Henri le enseña Matemáticas y en el Círculo de Prensa Científica habla con exploradores, periodistas y científicos.
Le parece un desperdicio el tiempo que le dedica a su empleo en el Teatro y cuando le ofrecen un ascenso lo rechaza. Pero tanto trabajo le produce insomnio, dolores de cabeza y oídos, y acaba produciéndole una parálisis facial que le deforma el rostro y que se repetirá a lo largo de su vida cuando trabaje demasiado. Cansado de este ritmo de vida acepta la insistencia de sus padres de celebrar una boda de conveniencia, pero en el último momento se vuelve atrás y regresa a su vida frenética.
Su comedia Las pajas rotas es publicada y puesta en escena durante doce noches en el Teatro Histórico en 1850. Ese mismo año sería representada en el Teatro Graslin de Nantes. Luego, entre 1852 y 1855 publica varios cuentos como Un drama en México, Un drama en los aires, Martín Paz, Maestro Zacarías, Una invernada entre los hielos. Su operetaColin-Maillard, co-escrita con Michel Carré[1] es versionada por Hignard.
En 1852 conoce a Pitre-Chevalier (en bretón Pierre se dice Pitre), con él escribe Castillos en California, una obra de teatro. Chevalier era, en aquel momento, el director del Musée des familles, una revista de la época. El director acepta publicar un primer texto de Verne seguido luego por algunos otros. Gracias a estas primeras publicaciones Julio logra cierta independencia económica. Pero se cansa de su soledad y un buen día abandona Los once sin mujeres, un club de solterones fundado por él y otros diez amigos unos años antes.
Llega el año 1856 y exactamente el día 20 de mayo Julio se dirige hacia la ciudad de Amiens para asistir a la boda de un amigo. Allí conoce a la joven viuda Honorine de Viane, quien es madre de dos niñas, Suzanne y Valentine, de cuatro y dos años respectivamente. Después de poco más de ocho meses de noviazgo, el 10 de enero del siguiente año, se casa con Honorine en una boda sin mucha ceremonia y pocos invitados, que se celebró bien rápido. Se mencionó el estado civil de ambos, el nombre de sus padres, sus direcciones particulares, y luego de dar su consentimiento y una firma delante de los testigos se dio por terminada la ceremonia. Luego van a un restaurante. Allí, al finalizar la cena Pierre lee un poema dedicado a Julio y su joven esposa.
Verne va a París. Honorine hace traer sus muebles y objetos desde su casa y Julio se muda junto a Honorine en abril de 1857 a la rue San Martin, cerca del barrio Temple, no lejos del conservatorio de Artes y Letras, y luego pasa a una nueva casa en el 54, Boulevard Montmartre.
Una vez en la capital, conoce a su nuevo cuñado, que gana mucho dinero como agente de Bolsa y Julio piensa que esa puede ser la solución a sus problemas económicos. Necesita cincuenta mil francos para asociarse con Eggly, un agente de bolsa, y después de largas y acaloradas discusiones con su padre, éste cede al fin y le presta el dinero para realizar la inversión.
Contra las predicciones de su padre, a Julio no le va mal en la Bolsa, aunque no presta suficiente atención para amasar una gran fortuna. Su objetivo sigue siendo el mismo y le dedica la mayor parte de su tiempo en detrimento del descanso. Además, en la Bolsa hay muchos escritores y periodistas que forman en medio de los pasillos, tertulias literarias y en el desarrollo económico que se decide allí, JulioVerne estudia el desarrollo del capitalismo y la civilización tecnológica.
En el año 1859 se le presenta la oportunidad de hacer, a los treinta y un años de edad, su primer viaje fuera de Francia, gracias a un pasaje que le regalan y con el cual visita Escocia junto con Hignard. Inspirado en el viaje escribe Viaje con rodeos a Inglaterra y Escocia. Y al siguiente año conoce a Félix Tournachon, un gran fotógrafo, que utilizaba el pseudónimo de Nadar. Sobre las riesgosas peripecias de Nadar y su intención de viajar por los aires escribe A propósito del Gigante, un pequeño escrito publicado en el Musée des familles.
Estando de viaje nuevamente, esta vez en Noruega y Dinamarca con su amigo Hignard, lo sorprende la noticia del inminente parto de su esposa. Con cierto pesar abandona el viaje y llega a tiempo a Francia, para asistir el 3 de agosto de 1861 al nacimiento de su primer y único hijo, Michel, que viene al mundo en casa de sus padres, en el nº 153 del Boulevard Magenta. Luego, los tres pasarían a habitar una casa ubicada en el nº 18 de la rue Saulnier.
Aunque Julio Verne seguía produciendo obras de teatro y cuentos es a mediados de este propio año, diez años después de haber concebido la «novela de la ciencia», cuando se siente al fin preparado para empezar su labor y escribe Voyage en l’air (Viaje por el aire), una historia de aventura científica. Propone su novela en varias casas editoriales, que le rechazan su obra. Era más que probable que sus ánimos literarios hubiesen concluido de no haber tenido la gran suerte de conocer al famoso editor Pierre-Jules Hetzel. No se conoce de que forma Verne llegó a la puerta del editor, pues existen varias versiones acerca del encuentro, pero lo cierto es que cierto día de 1862, Verne llegó a su editorial y le presentó el manuscrito de su aventura.
Hetzel había comenzado su carrera de editor, comercializando libros piadosos, aunque no despreciaba la Literatura y la Historia. Apasionado por su época, estaba siempre al corriente de las nuevas ideas y acechaba los nuevos talentos. Poco a poco la casa Hetzel fue fichando lo mejor de la Literatura del siglo XIX; es por esto que hacia los años 1850 era el editor clave del siglo, porque publicaba las obras de Víctor Hugo y Michelet, entre otros. Hombre emprendedor y escritor discreto, pensó en una revista de calidad, de espíritu instructivo y recreativo a la vez, ilustrada, apta para todas las edades y que completase la colección para la juventud que había lanzado poco antes. Jean Macé se encargaría de la parte educativa, Stahl (su propio seudónimo) de la parte literaria. Faltaba un colaborador para la parte científica.
Verne se aburría manejando acciones en la Bolsa. Su pasión era la Geografía, el mundo de la ciencia, el mar y las expediciones a países lejanos y desconocidos. Hetzel encontró la novela interesante pero mal construida y con un pésimo estilo. Entonces, le señaló al joven autor los arreglos necesarios para que el manuscrito fuese publicable.

El desarrollo de una extensa obra

   El 31 de enero de 1863 es publicada la novela que Julio Verne, según la recomendación de Hetzel, había vuelto a escribir. Cinco semanas en globo narraba las experiencias del doctor Fergusson contadas a través de su viaje en el globoVictoria sobre los inexplorados territorios de África. La novela en sí no era una obra maestra de la literatura, pero su estilo era bueno y el público la acogió con entusiasmo. La novela resultó ser un éxito de venta e inmediatamente Hetzel le ofrece un contrato al autor. Verne había celebrado meses atrás su cumpleaños treinta y cinco .
Después del éxito, Hetzel firma inmediatamente un nuevo contrato, para publicar a partir de ese momento más novelas con el mismo corte. Los textos se comienzan a publicar de manera seriada en la recientemente creada Magasin d’Éducation et de récréation de Hetzel. En ese propio año, Julio escribe otra novela que su editor rechaza. El manuscrito de la obra París en el siglo XX, el nombre de esa novela, fue descubierto y publicado hace poco luego de permanecer más de 130 años en el anonimato. En 1865, abandona definitivamente la Bolsa y se muda, junto con su esposa, a un espacioso piso del residencial barrio de Auteuil en la rue de la Fontaine número 39, no sin antes pernoctar por un tiempo en el número 3 de la rue Christine, justo al lado de la Sociedad de Geografía, de la cual desea ser miembro. La petición del joven es aceptada y es inscrito con el nº 710 en el seno de esta prestigiosa institución. Publica este año, su segundo y tercer libros, además del ensayo literario Edgar Poe y sus obras.
Al éxito de sus obras anteriores, le sigue el logrado por De la Tierra a la Luna y Los hijos del capitán Grant, publicados en 1865. Es en este año cuando Verne recibe un gran golpe sentimental, debido a que su íntima amiga Estelle Duchêne de Asnières muere. Es comúnmente admitido por muchos biógrafos modernos que fue por aquella época que Verne mantuvo una relación paralela con una misteriosa dama, que sólo acabó cuando ésta dejó de existir. Todo parece apuntar al hecho de que esa señora era la dama mencionada anteriormente.
A finales de 1865, Verne abandona París y se instala en Le Crotoy, pequeño pueblo de pescadores en el estuario de la bahía del Somme, debiendo para ello vencer la oposición de su esposa. En este tiempo, Verne solo viaja a París por cuestiones de puro negocio. Su nuevo hogar es acogedor y sus viajes de sueños de marinero resurgen a la vista del mar. Ahí comienza a escribir un libro solicitado expresamente por Hetzel, que se trata de un compendio enciclopédico de la geografía de Francia y sus colonias. Cuando apenas está terminando el libro, regresa a París durante unas semanas y es entonces cuando se le presenta la gran oportunidad de viajar a Estados Unidos a bordo del gran trasatlántico Great Eastern, lo que le sugiere a Julio el tema de una futura novela que llamaría Una ciudad flotante. Además sirve de fuente de inspiración para comenzar sus excursiones particulares por mar y compra un bote, al que bautiza Saint-Michel, en honor a su hijo, no sin antes viajar a Londres, capital del Reino Unido.
Llega el año 1869 y la fama de Julio Verne crece como escritor. Escribe su famosa novela Veinte mil leguas de viaje submarino. Comienza Verne, por esta época, a padecer por el comportamiento de su hijo, que manifiesta un carácter muy perturbado. La permanente evasión del medio familiar en que vivía, le hace desentenderse de la educación de Michel, confiándolo solo a su madre y es en este ambiente que su hijo Michel crece malcriado y consentido. A los ocho años, el carácter inestable del niño, planteaba tales dificultades que hubo que confiarlo a los métodos educativos de un internado especial. Una vez dentro, la aplicación de los severos métodos de la institución dio como resultado un crecimiento de sus sentimientos de rebeldía del niño hasta tal punto, que se tuvo que recurrir a la asistencia psiquiátrica, con resultados peores. Casi como un reflejo de la juventud de su padre, Michel Verne es rebelde y problemático. El padre, que tanto sufrió por el autoritarismo del abogado Pierre Verne, es también autoritario a su vez. Julio, que poco después del nacimiento de Michel ya se quejaba de que sus llantos no le dejaban trabajar, ni siquiera se acuerda de la edad de su hijo, que equivoca en tres años en algunas de sus cartas.
Comienza a pensar en la posibilidad de abandonar la ciudad y es por esto que alquila una casa en la ciudad de Amiens, que es el lugar de nacimiento de su esposa. Al año siguiente se desata la guerra franco-prusiana, la cual arruina temporalmente a Hetzel. Julio Verne es alistado en el Ejército y es ubicado como guardacostas en la localidad de Le Crotoy. Al terminar la guerra, Hetzel logra restablecer su editorial y publica la novela que relata las aventuras del capitán Nemo, que había quedado pendiente de publicación. El éxito logrado por la historia saca de apuros a Hetzel y al propio Verne que luego de terminar su servicio en el Ejército tiene que volver a trabajar en la Bolsa, que a los pocos días abandona, retornando a Amiens. Su primera residencia allí radica en el número 3 del boulevard Saint Charles. Aunque su esposa, su hijo y sus hijastras se trasladaron a Amiens, Verne no se trasladaría del todo hasta el año siguiente.
Es en el año 1871 cuando Julio Verne recibe la infausta noticia de la muerte de su padre, antecedida por la de su bondadoso primo Henri. Poco después a petición de su esposa se mudan hacia una casa más espaciosa en la propia localidad. Esta nueva residencia estaba ubicada en el número 44 del Boulevard Longueville. Verne se convierte en miembro de la Academia de la ciudad. La ubicación geográfica del lugar lo hace sentirse más cómodo en su trabajo y según el mismo expresara lejos del ruido mundanal de París.
Ya hacia 1872, Verne se instala completamente en Amiens, una ciudad que se encontraba a dos horas de París en tren y la historia plasmada por él en su novela Cinco semanas en globo se convierte en realidad durante veinticuatro minutos cuando el 29 de septiembre de 1873, asciende en globo por encima de la ciudad de Amiens. Comienza a trabajar a fines de año con Adolphe d’Ennery en las adaptaciones teatrales de sus más famosas novelas.
Y es en ese propio año que publica La vuelta al mundo en ochenta días la cual resulta su éxito definitivo de fama y dinero. Un año después escribe la que es considerada su novela cumbre: La isla misteriosa, la cual abunda con originalidad en el género del robinsonismo, que había sido iniciado en el siglo anterior con el Robinson Crusoe de Daniel Defoe.
Su situación monetaria le permite comprar barcos de placer, siendo el más lujoso de todos ellos el Saint-Michel III que compra en 1877. Realiza cruceros de placer a los que invita a personas de alto rango como el archiduque Louis Salvador de Hasburgo, hermano del último gran duque de Toscana. Vende posteriormente este yate en 1886 al príncipe de Montenegro. En 1877 su esposa enferma críticamente pero al final logra recuperarse.
Entre 1877 y 1878, Verne regresa a Nantes donde vive un año, en un apartamento situado en el número 1 de la rue de Suffren en el segundo piso de una casa. Su propietaria es Madame du Doré. De esta etapa se conocen pocas cosas. En la habitación solo contaba con una mesa, apenas una pluma y unas hojas de papel que rellenaba con caracteres ilegibles y cortos. Parecía distraido, pensativo y en ocasiones contrariado.
Durante los siguientes cuatro años el escritor se dedica a viajar y a conocer otros lugares. Visita las ciudades de Lisboa, Argel, Rotterdam y Copenhague. Viaja a Noruega, Irlanda y Escocia, mientras se mantiene escribiendo. Se enrola en una gira a través del Mediterráneo junto a su esposa. De vuelta a Francia, continúan los problemas con su hijo Michel. Ante los problemas que le causa decide internarlo en un reformatorio.
Al salir del reformatorio lo envía como grumete en un barco para la India. Luego de su regreso termina expulsándolo de la casa y el joven de apenas diecinueve años se casa con una cantante, pese a la oposición del padre. Con la esperanza que Michel logre estabilizar su vida, le asigna una generosa pensión, pero tres años después abandona a su mujer – la cual es recogida por Julio – y rapta a una menor de dieciséis años llamada Jeanne, con la cual tiene dos hijos en el lapso de once meses. Finalmente parece que la adolescente logra refrenar el carácter rebelde de Michel Verne, aunque no puede evitar que algunas deudas contraídas al hacer nuevas maniobras en negocios industriales deban ser respaldadas por el dinero de su padre.
Hacia 1881 continúa viajando continuamente en su yate con destino a los Países Bajos, Alemania y Dinamarca, y en 1882, complaciendo los deseos de Honorine, se mudan a otra espaciosa mansión ubicada en el número 2 de la rue Charles-Dubois. Fue en el pequeño cuarto del torreón donde Verne escribió sus últimas novelas.
A partir del casamiento de Michel con la joven pianista Jeanne las relaciones entre él y su padre comienzan a mejorar ostensiblemente. Michel se empieza a preocupar por escribir textos y participa entre mayo y junio de 1884 en el crucero que Julio organiza en compañía de su hermano Paul y otros acompañantes.
Los años 1886 y 1887 resultan fatídicos para Julio Verne. Debido a problemas económicos vende su yate St. Michel III. Unos días después, su sobrino favorito, Gastón, quien venía presentando serios problemas mentales, un día entra en su despacho pidiéndole dinero para viajar a Inglaterra. Julio Verne se niega y por toda respuesta Gastón le dispara dos veces en una pierna con un revólver, lo que provoca una tragedia familiar porque además de la herida, que se complica hasta convertirlo en un inválido, el joven es encerrado en un manicomio. Una semana después de este incidente muere Hetzel, al que Verne quiere como a un padre y al año siguiente fallece la madre.
En 1887 hace su último viaje fuera de Francia. El hijo de Jules Hetzel que, en 1886, había sucedido al padre, se dio cuenta que la venta de Los Viajes Extraordinarios había decrecido considerablemente y era necesario que Verne intentase mejorar esta situación y le propuso una gira por los Países Bajos. Dudando de sus capacidades de llevar a feliz término ese viaje, dada la cojera que le aqueja y que le impide desplazarse con facilidad, satisfizo, como siempre, los deseos de su editor. Allí, le dio lectura a un nuevo texto recien escrito: La familia Ratón. Verne viajando en tren termina su misión sin problemas.
No obstante su ritmo de trabajo, Julio Verne se presenta como concejal a las elecciones municipales de Amiens y es elegido en 1888. Luego sería reelegido en 1892, 1896 y 1900. Aquel año realiza otras labores locales como administrador del teatro y las ferias locales.
La acción de Julio Verne en la vida de la ciudad de Amiens fue muy importante. Organizó múltiples conferencias sobre Literatura. Participaba en reuniones entre los miembros del Concejo local y en las deliberaciones del Concejo Municipal que decidió la construcción del circo, siendo Verne la persona que tuvo el honor de abrirlo poco después, pronunciando el discurso de inauguración. Era un edificio fabricado con piedras blancas y uno de los más raros en toda Francia. Es el único circo de los existentes en Francia que no incluye ningún pilar interior. Su capacidad es de 3.500 personas. En estos momentos lleva oficialmente el nombre de Circo Jules Verne. Mientras que, el nombre de la universidad de la ciudad es:Universidad Picarda Jules Verne.
En 1892, además de su reelección como concejal, debido a su gran labor al frente de la administración local, es finalmente condecorado con la Legión de Honor, por su aporte a la educación y a la ciencia. En 1896, enfrenta la demanda del químico Eugène Turpin, inventor de la melinita, quien dice ser el hombre descrito en su novela Ante la bandera publicada ese año. Verne es defendido exitosamente por Raymond Poincaré, quien se convertiría años después en el presidente de Francia. Su salud se deteriora. Muere Paul, su hermano más querido.
El ritmo de trabajo que ha mantenido durante tantos años, le producen a Verne dolencias gástricas y desmayos, además de parálisis faciales y la diabetes, que le va quitando poco a poco la visión y la audición. Se ve obligado a renunciar a una de sus grandes pasiones: la lectura. Verne se siente cada vez más solo y aunque sigue escribiendo ya no la hace con la misma regularidad que antes.
Hacia 1898 se presume que quema un gran número de documentos y notas que estaban en su poder. Se desconoce las causas y, por supuesto, el contenido de estas notas. Un año después escribe una singular novela, que al decir de muchos encierra el presagio de su propia muerte: El testamento de un excéntrico. Vuelve a ser reelegido al siguiente año para el Concejo de la ciudad y, para sentirse más cómodo, se muda nuevamente a la antigua casa ubicada en el 44 de Boulevard Longueville, donde muere cinco años después el día 24 de marzo, producto de la diabetes.
Su funeral se celebró el 28 de marzo de 1905. Fue sepultado en Amiens en el cementerio de La Madeleine. Un monumento, trabajo del escultor local Albert Roze, fue construido en su tumba. Representa a Verne emergiendo desde su tumba y levantando su brazo derecho, y su mirada elevándose hacia el cielo. El nombre de la escultura es: Vers l’immortalité et le éternel jeunesse.[2]
Un monumento con el busto del escritor, fue diseñado por el propio Albert Roze en 1908. Fue erigido en la plaza que lleva su nombre en la ciudad de Amiens. El busto está situado aproximadamente a 200 metros de la casa.


  1. Dramaturgo francés (1829-1872). Compuso los libretos de Mignon, Fausto, Romeo y Julieta.

  2. Significa: Hacia la inmortalidad y la eterna juventud.
Compartir
Artículo anteriorCronología
Artículo siguientePreguntas más frecuentes
(Santa Clara, Cuba, 1976). Presidente de la Sociedad Hispánica Jules Verne. Licenciado en Informática. Miembro del Consejo de Administración del Centre International Jules Verne de Amiens. Es el creador de la revista "Mundo Verne". Ha publicado artículos sobre Verne en Francia, España, México, Argentina y Cuba. Ha traducido al español varios textos inéditos del autor. Publicó en el 2010 el libro "Viaje al centro del Verne desconocido".

No hay comentarios

Dejar respuesta